Opinión

Riesgo crediticio, el tuyo

Por lo visto, por las redes sociales empieza a circular el meme de que Grecia nos debe a los españoles a razón de 1.500 euros por barba. No voy a meterme con quien se hace eco de esta pantuflada, pues tengo amigos entre ellos; pero sí voy a decirle cuatro cosas al primer impulsor de esta chafardería.

Primera cosa, ya les he dicho que son cuatro: a ver, tú, ideólogo de la sandez de que los griegos nos deben 1.500 euros a cada español, el lugar que te corresponde en el espectro ideológico está entre los iluminados de Amanecer Dorado y quienes estén encarcelados con ellos por violadores o por delitos de sangre; todos los demás, incluidos los presos por delito común, tienen menos delito que tú. Segunda cosa, te quiero ver devolviendo uno a uno todos los euros de los que te hayas beneficiado, directa o indirectamente, en el largo y pedigüeño proceso de convergencia de España con la Unión Europea.

Tercera cosa, si tanto te molesta ser un español burlado por Grecia, tengo una mala noticia para ti: quien se ha burlado de ti es Bruselas, defensora de un orden político en Atenas que es precisamente el que ha generado tal agujero y ha derrumbado el suelo de pobreza de los griegos; así pues, lo tuyo tiene fácil remedio: deja de ser español. Y europeo. Vete. Pero vete bien lejos. Y no vuelvas. Y cuarta y última cosa: eres intelectualmente tan miserable, que no soy capaz de prestarte ni una sola idea, porque tu riesgo crediticio es más elevado que el de un yonki pidiendo librarse del control antidoping.