Patrocinado

Roch Tabarot y la atracción del turismo para inversores en España

El analista económico Roch Tabarot considera que el turismo es uno de los sectores más importantes para el Producto Interior Bruto (PIB) en España.

El principal motivo de esta conclusión es que la cifra de turistas extranjeros sigue creciendo año tras año. Cada vez hay más turistas interesados en pasar unos días de vacaciones en España y, si bien todavía no es posible conocer el impacto disfrutado durante la temporada alta de 2018, sí es posible revisar las cifras del año anterior, que llegaron en total a los 82,2 millones de turistas extranjeros.

España es el segundo país del mundo con más turistas extranjeros, solo superado por Francia. Lo mejor de todo es que esta posición es la consecuencia de una evolución de crecimiento, es decir, que no es excepcional. La previsión para los próximos años es la de mantener este estatus o, en la medida de lo posible, conseguir mejorarlo.

La visión optimista que comparte Roch Tabarot también está atrayendo a una tipología de profesionales que puede impulsar aún más el sector, los inversores interesados en el turismo en España.

Qué motivos incentivan a los inversores a interesarse por el turismo

El buen estado del sector turístico en España es la razón por la que inversores de todo el mundo se han fijado en él. Normalmente el mercado inmobiliario motiva la inversión de profesionales en objetivos de conseguir beneficios por venta de inmuebles. Sin embargo, ahora la inversión parece haber encontrado también alta rentabilidad en el sector hotelero.

Roch Tabarot señala que los inversores ven de esta forma una oportunidad interesante, la de invertir en complejos de alojamiento hotelero, con el fin de mejorar sus instalaciones y servicios y, consecuentemente incrementar el valor de la pernoctación, para obtener su rentabilidad.

Teniendo en cuenta que en algunos casos la ocupación hotelera en España está llegando al máximo posible, la inversión parece lógica, pues los turistas extranjeros estarían dispuestos a pagar más por un alojamiento que ya desean y que, además, estará mejorado.

Otro de los motivos más importantes por el que los inversores se interesan por el turismo en España es el de la proyección a largo plazo. Las inversiones a corto plazo son identificadas por su alto potencial de rentabilidad, pero también suelen ser de una tipología identificada como “de alto riesgo”.

Las inversiones a largo plazo, en cambio, suelen estar más consolidadas y pertenecer a sectores que disfrutan desde hace años de un crecimiento sostenido y previsible, como sucede con el turismo en España.

Roch Tabarot identifica de esta manera el principal atractivo que tiene el turismo para los inversores, dado que augura una alta rentabilidad sostenida en los próximos años, con inversiones realizadas sobre elementos que ya disfrutan de un gran éxito, como lo son los establecimientos hoteleros.

Otro motivo por el que los inversores pueden interesarse en España es el desarrollo del sector. Obviamente, las cadenas hoteleras han identificado las ventajas económicas del auge del turismo en España, pero en ocasiones se ven limitadas por razones de financiación a la hora de extender o ampliar este éxito, con nuevas construcciones hoteleras.

Este será, según Roch Tabarot, uno de los principales aspectos que los inversores más van a valorar en su decisión final, dado que permitirán el desarrollo de las marcas más importantes del sector en España, con la financiación parcial o total de nuevos hoteles en ubicaciones estratégicas del país.

Roch Tabarot recuerda el caso práctico de inversión en NH

El atractivo del sector turístico para los inversores no se limita a una teoría económica. En la práctica ya es posible ver algunos ejemplos, que confirman tanto el interés de los inversores como los efectos positivos de su acción sobre el sector en España.

De todos ellos, Roch Tabarot recuerda el caso de NH como el más significativo. La empresa tailandesa Minor ha sido la que finalmente ha invertido en NH, mediante una OPA que le permite adquirir la cadena española, la número 19 de todo el mundo.

NH cuenta con un total de 540 hoteles y hasta 80.000 habitaciones disponibles. La operación de los inversores ha consistido en el incremento de su participación sobre la cadena hotelera en hasta el 44% mediante una inversión de compra de acciones. El objetivo, no obstante, es conseguir un 55% mediante una presentación de compra adicional que eleva el precio hasta los 6,4 euros por acción.

NH suma así su parte proporcional a la inversión general que se realiza sobre el sector hotelero en España. De hecho, esta cantidad demuestra el buen estado del sector. Si en 2017 la cifra total alcanzó los 3.000 millones de euros, en la actualidad esa cantidad ya se ha superado y se espera que la cantidad económica final de inversión llegue a un límite mucho más alto, aproximadamente en unos 4.200 millones.

No obstante, NH también representa algo importante en el sector turístico a nivel inversor, más allá de la cantidad económica que suponga su adquisición progresiva por parte de Minor.

La cadena hotelera había reducido su cuota de mercado y, por tanto, en la actualidad presenta menor cantidad de alojamientos disponibles. Sin embargo, sigue siendo rentable invertir en ella, de hecho la calidad del servicio y la ubicación privilegiada de sus hoteles, la presentan como una de las mejores empresas del sector del mundo.

Por tanto, Roch Tabarot señala que los inversores no se limitan a buscar aquellas cadenas hoteleras que hayan progresado en el mercado de forma cuantitativa, sino también por la calidad de servicio.

El turismo en España se ha consolidado gracias principalmente a esta mejora en su calidad general, para algunas cadenas como NH con menos habitaciones, pero con unos servicios y ubicaciones privilegiadas, que le presentan con preferencia frente al resto de la competencia.