Empresas Internacional Noticias Política

Sacyr deberá devolver 480 millones al Canal de Panamá, tras un fallo de la Cámara Internacional de Comercio

La Cámara Internacional de Comercio (ICC) de Miami ha resuelto hoy que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), del que forma parte Sacyr, deberá devolver 547,96 millones de dólares (481 millones de euros) a la Autoridad del Canal de Panamá por los anticipos que proporcionó para ayudar a financiar la construcción del tercer juego de esclusas del Canal.

Sacyr aseguró que la evolución de sus negocios “no se verá afectada por este laudo de ninguna manera” gracias a que se adelantó a esta contingencia con la solicitud de un crédito sindicado de 225 millones de euros por un periodo de cinco años con dos de carencia.

El crédito le permitirá afrontar la devolución de la parte de los anticipos que le corresponden como accionista del consorcio GUPC y es optimista sobre su amortización porque confía en ir devolviéndolo a medida que se resuelvan los arbitrajes interpuestos sobre las obras por los sobrecostes.

La devolución de los anticipos se fijó en el contrato firmado en 2014 para junio de 2018 como fecha tentativa y con el convencimiento de que todas las partes entonces de que era un plazo razonable para las resoluciones. Se trata de una cuantía que el consorcio pide al cliente (el Canal) para empezar la construcción, con compromiso de devolución.

El Juego de Esclusas del Canal de Panamá lleva operativo desde junio de 2016 generando ingresos para la Autoridad del Canal de Panamá y el Estado de Panamá.

Aún cuando el consorcio esperaba poder retrasar el pago hasta conocer el fallo sobre los arbitrajes interpuestos, el árbitro de Miami ha considerado que debe agilizarse, algo que el consorcio de Sacyr detalló que respeta.

En contrapartida el árbitro obliga a la Autoridad del Canal de Panamá a pagar al consorcio 36 millones de dólares más intereses (31 millones de euros) por los gastos de mantenimiento no abonados hasta la fecha. El consorcio tiene distintos laudos interpuestos sobre las obras por una cuantía total de 3.600 millones de dólares (3.164,75 millones de euros).