Empresas

Sacyr gana 532 millones hasta septiembre impulsada por la venta de Testa

La compañía provisiona 373 millones por la pérdida de valor de Repsol

Sacyr registró un beneficio neto de 532,3 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, una cifra que multiplica por más de seis las ganancias del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando la compañía alcanzó los 83 millones.

Según ha informado este jueves la constructura, estas cifras incluyen la plusvalía de la venta de Testa por valor de 1.280 millones de euros, el ajuste razonable de la participación en Repsol con un importe negativo de 373 millones y una provisión de 185 millones por la reducción del crédito fiscal asociado a Testa, fundamentalmente. Sin tener en cuenta estos números, la compañía habría alcanzado un beneficio de 75 millones de euros.

En relación a los ingresos, la cifra de negocio creció un 15,3 por ciento, hasta los 2.123,2 millones gracias al fuerte impulso de la actividad internacional, que se incrementó un 22,1 por ciento entre enero y septiembre, y que ha sido especialmente notable en la actividad de construcción, cuya facturación fuera de España aumentó un 12 por ciento y representa el 75 por ciento del total.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 246,5 millones de euros durante los nueve primeros meses, con un crecimiento del 51,3 por ciento.

La actividad de construcción se contrae

Por áreas de negocio, los ingresos en Sacyr Construcción se incrementaron un 4,5 por ciento, hasta los 1.175 millones debido principalmente a la fuerte actividad internacional que creció un 11,6 por ciento. Sin embargo, este área fue la única en la que el ebitda se contrajo, pues se redujo un 20 por ciento, hasta los 53 millones debido a la ralentización de algunos proyectos en Angola y Brasil por la bajada del precio del petróleo.

En el negocio de concesiones, las ventas alcanzaron los 409,7 millones, con un incremento del 35,6 por ciento, mientras que el ebitda registró un aumento del 143 por ciento, hasta los 143,4 millones (22,2 por ciento sin el impacto de la consolidación de ocho concesiones).

Por su parte, la facturación de Sacyr Industrial se elevó un 45 por ciento, hasta alcanzar los 189,8 millones y el beneficio bruto de explotación superó los 12 millones, con un incremento del 111 por ciento.

Asimismo, en el área de servicios (Valoriza) la cifra de negocio se elevó un 5,3 por ciento, situándose en los 566,8 millones y el ebitda creció hasta los 50,3 millones, lo que supone un 6,7 por ciento más.

A 30 de septiembre, la deuda financiera neta del grupo se situaba en los 4.224 millones de euros. De estos, la compañía asegura que 91 corresponden a deuda corporativa, que se ha reducido en un 83 por ciento desde junio; 2.025 millones están ligados actividades de la compañía, y 1.652 millones forman parte del crédito por la participación del 8,73 por ciento en Repsol.

Asun Infante