Destacado Economía Empresas Noticias

Sacyr ganó 72 millones hasta junio, un 20% más

Sacyr registró un beneficio neto de 72 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 20% más que en el mismo periodo del año pasado.

 

Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 239 millones, lo que representa un incremento del 25% con respecto al mismo periodo de 2017. “El importante crecimiento cosechado entre enero y junio se sustenta en la expansión que han registrado todas las áreas y en el foco de Sacyr en la rentabilidad de los negocios”, indicó la compañía.

Las cuatro áreas de negocio consiguieron incrementos de Ebitda durante los primeros seis meses del año: Ingeniería e Infraestructuras (+184%), Concesiones (+15%), Servicios (+13%) e Industrial (+5%). La rentabilidad de los negocios pasó del 12,5% del primer semestre del pasado ejercicio al 13,2%. La cifra de negocios de Sacyr se situó en 1.803 millones de euros, el 18% más que al cierre del primer semestre de 2017.

Por áreas, la cifra de negocios en Ingeniería e Infraestructuras alcanzó los 804 millones de euros en el primer semestre (+27%), Concesiones registró 326 millones (+25%), en Servicios creció el 14% hasta los 528 millones, y en Industrial alcanzó los 260 millones (+0,3%).

La cartera de ingresos futuros cerró el mes de junio en 42.122 millones, lo que representa un aumento del 40% respecto de la misma fecha de 2017. Entre enero y junio, la compañía se adjudicó proyectos “relevantes” en todas sus divisiones, entre los que destacan los tres primeros contratos de la filial constructora en Estados Unidos por un montante de 115 millones de euros.

El 71% de la cartera de Sacyr es internacional, y de ese porcentaje, el 30% está situado en Europa, el 38% en América y el 3% restante, en Oceanía, África y Asia.

Por su parte, la deuda neta del grupo cerró el mes de junio en 3.719 millones de euros, por encima de los 3.421 millones de final de 2017.

La compañía indicó que “la solidez de los resultados y la buena evolución de los negocios de la compañía marcan el reinicio de una política regular de dividendos”, con un objetivo de rentabilidad anual del 4,2%. En lo que va de año se ha retribuido a los accionistas con dos ‘scrip dividend’ o dividendo flexible, en enero y en julio.