Política Sectores

Sánchez advierte a Rajoy de que su política “de formol” aumenta el número de independentistas en Cataluña

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, alertó este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que su política “de formol” centrada en impedir cualquier posibilidad de cambio hace que cada vez que habla o actúa se incremente el número de independentistas en Cataluña.

Sánchez presentó al candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, en un encuentro informativo organizado por Europa Press, en el que homenajeó a Ernest Lluch, asesinado por ETA hace catorce años.

Aseguró que la herida “sigue abierta” porque personas como él siguen siendo necesarias, y en los tiempos actuales es imprescindible el humanismo que él encarnaba.

Hablando de Lluch y reivindicando sus valores aseguró que el tiempo siempre pone las cosas en su sitio y la marea “siempre baja”, y será entonces cuando los ciudadanos “puedan distinguir “quién no dejó nada y quién trajo el futuro”.

En ese momento, aseguró, el PSC habrá quedado como único “punto de encuentro” frente a la política “de formol” que practica el PP para inmovilizar cualquier posibilidad de cambio, incluso de cambio “sensato”.

Rajoy dice que solo él es garantía de que no triunfará el soberanismo, dijo Sánchez, pero “cada vez que habla o actúa sube el número de independentistas”.

Defendió al PSC como el partido “de la igualdad, no de la identidad”, y a Jaume Collboni como el dirigente que encarna el relevo generacional que está experimentando la sociedad española en todos los ámbitos excepto el PP. “Ser nuevo, tener energía, ilusión y frescura no te da la razón”, reconoció Sánchez, “pero tampoco te la quita”.

“Estando las cosas como están”, añadió, “el mayor riesgo es no asumir ningún riesgo”, y el PSC encarna un nuevo socialismo que reivindica el futuro y que no solo se define por el magnetismo personal sino también por la capacidad de generar ideas de largo recorrido.

Collboni, dijo, es el alcalde que necesita una Barcelona “abierta al mundo a la que queremos, admiramos y necesitamos” frente a dos formaciones, PP y CiU, que coinciden al afrontar recortes en sanidad, en educación y en investigación. Los socialistas, dijo, respetan las diferencias pero combaten las desigualdades.

Sánchez criticó la ausencia de diálogo directo y personal entre Rajoy y Artur Mas y alertó de que el “diálogo de sordos” no puede copar el espacio público, frente a ello, insistió, Collboni es un político “para el encuentro, para el civismo, para el diálogo”.

 

SERVIMEDIA