Sectores

Sanidad tratará entre 5.000 y 6.000 pacientes de hepatitis C en 2015

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tratará en 2015 a entre 5.000 y 6.000 pacientes afectados por hepatitis C, tal y como señaló este lunes el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, basándose en las indicaciones de las sociedades científicas, como la Asociación Española para el Estudio del Hígado.
Moreno destacó que éstas son las cifras recomendadas por las sociedades científicas para los casos en los que consideran necesario intervenir de forma inmediata, si bien aventuró que podría llegar a tratarse hasta siete mil pacientes durante el próximo año, es decir, que tendrían acceso a todos los medicamentos incluidos por el Ministerio en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

“Esos cinco o seis mil pacientes no supondrán una carga adicional a las comunidades autónomas, es algo ya establecido y previsto para 2015 y será un beneficio para los pacientes por el menor precio de otros medicamentos y uso de genéricos”, aseguró el secretario general de Sanidad, quien afirmó que esta incorporación estará integrada en los presupuestos que tienen actualmente las comunidades autónomas.

Durante el encuentro con los medios, Moreno señaló que España incluyó en su SNS “todos los medicamentos que en este momento están en fase de disponibilidad para tratar la hepatitis C y seguirá incluyendo todos los fármacos”, en referencia al simeprevir, en uso sólo en Luxemburgo, Bélgica, Suiza y España, al sofosbuvir, del que se beneficiaron desde su incorporación cerca de 700 pacientes, y al recientemente aprobado daclatasvir.

A este respecto, el secretario general de Sanidad adelantó que en el primer semestre de 2015 se incluirán dos nuevos medicamentos, una combinación de dos fármacos existentes (ledipasvir y sofosbuvir), autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), así como otra composición de tres medicamentos (ombitasvir, parataprevir y ritonavir) que prevén que será aprobada por la Comisión de Medicamentos de Uso Humano de la EMA en febrero o marzo.

Por otro lado, Moreno reseñó que la utilización de los distintos medicamentos no vendrá fijada por procesos electorales, sino de acuerdo a los criterios de los expertos que pertenecen a las sociedades científicas especializadas, quienes participan en la elaboración de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT), sobre los que se elabora la guía de Estrategia Terapéutica.

“Eso es lo que determina para quién va dirigido cada uno de los medicamentos, y su uso se integra en una guía que es dinámica y que se va adaptando por dos vías: porque hay nuevos conocimientos, y porque se integran nuevos medicamentos”, aseguró el secretario general, quien afirmó que estas guías son aprobadas por todas las comunidades autónomas en la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial.

Otro de los puntos clave en los que hizo hincapié Moreno fue en la elaboración de un Plan Estratégico para hacer frente a la hepatitis C que tendrá varios objetivos: confeccionar un registro de pacientes que están siendo tratados, observar cómo responden estos enfermos a los tratamientos en la práctica clínica y eliminar esta infección en la población española.

Asimismo, Moreno quiso reseñar que la evolución de la enfermedad de la hepatitis C es un proceso que dura entre 30 y 40 años, y aseguró que el uso de un medicamento en un paciente ya terminal puede no corregir la deriva del enfermo. “Vincular las muertes que se puedan producir al uso o no de un determinado medicamento no me parece correcto”, señaló Moreno, quien concluyó que el objetivo es hacer llegar a todo el mundo la medicación que precise.

SERVIMEDIA.