Empresas

Santander aumenta su beneficio un 3% hasta los 5.966 millones

Banco Santander aumentó sus beneficios de 2015 un tres por ciento hasta los 5.966 millones, un crecimiento a pesar incluso del “complejo” contexto económico que ha protagonizado los bajos tipos de interés en monedas clave para el grupo, como es el euro, el dólar o la libra, que están en mínimos históricos.

De este beneficio, el 56 por ciento pertenece a sucursales de Europa y el 44 por ciento restante a las de los países americanos. En España, el beneficio atribuido aumentó un 18 por ciento en el ejercicio del pasado año, alcanzando los 977 millones de euros.

Sin embargo, el beneficio ordinario sin efectos de los resultados no recurrentes se incrementó un 13 por ciento hasta los 6.566 millones de euros, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “En 2015 hemos alcanzado nuestros objetivos y lo hemos hecho aumentando los ingresos, mejorando la satisfacción del cliente y con más clientes vinculados y digitalmente activos”, explicó la presidenta de la entidad, Ana Botín. Además, aumentó el número de clientes vinculados en 1,2 millones, alcanzando así los 13,8 millones de clientes, y en 2,5 millones los digitalmente activos, que suman 16,6 millones de clientes.

Parte de este crecimiento se debe a su producto ‘estrella’: la Cuenta 1, 2, 3, lanzado la pasada primavera. Con ella, la entidad bancaria sumó 860.000 nuevas cuentas, de ellas 50.000 pertenecen a pymes. Y es que Banco Santander ha arrebatado con ello 237.000 nóminas de clientes a otras entidades.

Por su parte, el margen de intereses ordinarios creció un 8,9 por ciento en 2015 hasta los 32.189 millones de euros, mientras que el margen bruto lo hizo un 6,2 por ciento hasta los 45.272 millones de euros y el neto (beneficios antes de provisiones) aumentó cinco puntos porcentuales hasta los 23.702 millones.

Las dotaciones por insolvencias del Grupo Santander bajaron cuatro puntos hasta los 10.108 millones de euros. Al mismo tiempo, destinó los 1.118 millones de euros procedentes de los resultados no recurrentes a distintas dotaciones, de los cuales 835 millones proceden de la revisión de pasivos fiscales en Brasil y 283 millones de Banif.

De esta forma, la entidad ha constituido un fondo de 600 millones de euros con los que cubrirá distintas reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en Reino Unido.

Aumenta el crédito y baja la morosidad

El ratio de morosidad del grupo se ha situado en el 4,36 por ciento, un 0,83 por ciento por debajo de la tasa registrada hace un año. Este descenso se ha registrado en todos los mercados en los que la entidad opera, con excepción de Brasil, donde pesa un ocho por ciento en los créditos del grupo.

Por la contra, el crédito aumentó un seis por ciento, mientras que la captación de recursos lo hizo en siete puntos porcentuales. Con ello, los ingresos comerciales mejoraron un ocho por ciento y un 13 por ciento el beneficio ordinario.

Superará los objetivos en 2016

El ratio de capital CET1 fully loaded (que asume las exigencias de capital que estarán vigentes el 1 de enero de 2019) aumentó cuatro décimas, de forma que alcanzó el 10,05 por ciento. Con ello, el banco se sitúa más cerca de la meta que se ha marcado de superar el 11 por ciento de cara a 2018. “estamos convencidos de que superaremos los objetivos que nos hemos marcado para 2016”, asegura Botín.

Y es que la presidenta de Santander puso en valor que el crecimiento de su negocio y los resultados permiten al banco distribuir un dividendo por acción de 0,20 euros, de los cuales 0,16 euros son en efectivo, un 79 por ciento más que en 2014, lo que supone una rentabilidad por acción de alrededor del cinco por ciento a los precios actuales de la acción.