Empresas

Santander mantiene el dividendo y augura "sorpresas positivas"

El Gobierno ha incorporado a la normativa española una directiva europea que establece la necesidad de someter a la aprobación de la Junta General el establecimiento de una ratio máxima de remuneración variable superior al 100%, que, en todo caso, no deberá exceder el 200%.

En el caso de los altos cargos del Santander, la ratio máxima de remuneración variable se ha fijado en el 200%.

Los accionistas del banco respaldaron la propuesta del Consejo de Administración para fijar unas ratios máximas de remuneración variable en relación con la retribución total del ejercicio 2014 para un máximo de 785 miembros del banco.

El importe máximo estimado del exceso de los componentes variables de la remuneración sobre el 100% de los componentes fijos para el máximo de 785 personas para las que solicita autorización es de 219,9 millones de euros en 2014, lo que equivale aproximadamente a 280.000 euros por persona.

DIVIDENDO

Además, se acordó mantener en 2014 la retribución al accionista en un dividendo de 0,6 euros por acción por sexto año consecutivo.

Este año el grupo aplicará el programa Santander Dividendo Elección, que ofrece la opción de cobrar en efectivo o en acciones, para los cuatro pagos trimestrales.

Por otra parte, la Junta de Accionistas, celebrada en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander, aprobó las cuentas anuales 2013 de la entidad y la gestión social durante el ejercicio.

Además, respaldó al nombramiento, reelección o ratificación de miembros del Consejo de Administración. Entre otros, se encuentra la ratificación del nombramiento de Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL. También se ratificó la reelección de Javier Marín, consejero delegado del grupo, y de Ana Patricia Botín, consejera delegada de Santander UK.

En el orden del día de la Junta figuraba también la autorización para que el banco y sus sociedades filiales puedan adquirir acciones propias y también para que pueda aumentar el capital en una o varias veces y en cualquier momento, en el plazo de tres años, mediante aportaciones dinerarias y en una cuantía nominal máxima de 2.890 millones de euros.

Además, se acordó la delegación en el Consejo de Administración de la facultad de emitir valores de renta fija, participaciones preferentes o instrumentos de deuda de análoga naturaleza convertibles o canjeables en acciones de la sociedad.

En la misma línea, se delega en el Consejo la facultad de emitir valores de renta fija, participaciones preferentes o instrumentos de deuda de análoga naturaleza pero no convertibles en acciones.

ESPERA VOLVER A LOS BENEFICIOS

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, afirmó este viernes que la entidad aspira a que el beneficio vuelva en los próximos dos años a “como estaba antes de la crisis”, es decir, cerca de los 9.000 millones de euros.

En la Junta General de Accionistas 2014, el presidente de la entidad dijo que no quería dar cifras concretas de lo que esperan de beneficio, pero explicó que la referencia sería el resultado de los ejercicios 2008 y 2009, para agregar que a partir de ahí se “pueden sacar conclusiones”.

En 2008 el banco registró un beneficio de 8.876 millones de euros y en 2009 alcanzó los 8.943 millones. El resultado de esos años es el beneficio al que aspira el grupo en 2015, pero sobre todo en 2016, señaló Botín.

Además, el presidente del Santander recordó que el grupo espera ganar en España unos 3.000 millones de euros en el próximo ejercicio 2016.

Por otra parte, el responsable del banco indicó que la acción “no refleja en absoluto el valor” del Santander, y se mostró confiado en que la mejora de la situación económica y financiera comience a reflejarse en los títulos.

En otro orden de cosas, Botín defendió que la integración de Banif y Banesto ha sido un “modelo”. “Lo hemos hecho muy bien” y “nos han felicitado” algunos sindicatos, agregó.