Noticias

Santander será colaborador estratégico de la Industria de Alimentación y Bebidas para impulsar su financiación

Banco Santander ha firmado un convenio con la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) que convierte a la entidad en colaborador financiero de referencia dentro del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, iniciativa que pretende impulsar el crecimiento de esta industria y convertirla en locomotora de la economía, el empleo y la imagen de España en los próximos seis años.

La firma, que ha tenido lugar en las oficinas del Banco Santander ha corrido a cargo del presidente de FIAB, Pedro Astals, y el Director General de Banco Santander, Enrique García Candelas.

Banco Santander se incorpora como colaborador estratégico de este proyecto con el objetivo no sólo de ofrecer productos y líneas de financiación para las empresas del sector, sino de compartir su experiencia como banco global y acompañar a la industria en la apertura de mercados en el exterior. En este sentido, pone a disposición de las empresas agroalimentarias todos los programas de apoyo a la internacionalización, como el Plan Exporta y herramientas como International Desk o Santander Trade, el portal dirigido a las empresas que quieren buscar nuevas oportunidades de negocio en el exterior.

La estrategia de impulso a las pymes de Banco Santander persigue, precisamente, facilitar el desarrollo de las empresas que buscan ganar dimensión con el fin de ser más competitivas, con lo que la entidad contribuirá a la consecución de los objetivos establecidos en el Marco Estratégico de esta industria (Eficiencia, Creación de Valor, Internacionalización y Dimensión para ganar tamaño).

FIAB, por su parte, pondrá en conocimiento de Banco Santander cuáles son las necesidades y potencialidades de la industria de alimentación y bebidas y desarrollará propuestas de valor conjuntas que beneficien al sector en su conjunto. La industria española de alimentación y bebidas es el primer sector industrial de la economía española, con una facturación de más de 90.000 millones de euros, cerca de medio millón de empleos y más de 29.000 empresas.

El sector alimentario español es el cuarto más importante de Europa, lidera la Unión Europea en trazabilidad, seguridad y calidad alimentaria e inversión en I+D, entre otros ámbitos, y cuenta con una alta capacidad competitiva a escala global en desarrollo científico y tecnológico.