Empresas

Santander y Banco Popular son las entidades que más aportaron a la reestructuración financiera

7.557 millones de euros son los que ha destinado la banca al proceso de reestructuración bancaria para garantizar la solidez del sistema financiero español. Ahora solamente queda esa más que anunciada unión bancaria, que se prevé perpetrarla antes de las elecciones del día 25 de mayo en Europa. Las aportaciones que se han hecho se materializan en participaciones al Fondo de Garantía de Depósitos, así como a la Sareb.

El Banco Santander ha aportado 4.000 millones de euros, la entidad de Ángel Ron, Banco Popular ha dado 1.775 millones de euros. Caixabank, presidida por Isidre Fainé ha sido de 966,2 millones de euros. Sabadell con aportaciones de 750 millones y Bankinter 66 millones de euros, la que menos ha contribuido.

Durante la presentación de resultados hace algunos meses, Emilio Botín, presidente de Santander afirmaba que habían sido ayudadas con dinero público las cajas y no los bancos. Es más, decían desde Santander que ellos mismos habían contribuido al saneamiento de las cajas con la aportación de 4.000 millones de euros a través del Fondo de Garantía de Depósitos y de la SAREB, de la que es el principal accionista.