Empresas PYMES

Santo Domingo: la compra de SBNMiller es una oportunidad clara

El presidente del grupo colombiano Valórem (antiguo Santo Domingo), Alejandro Santo Domingo, que ha participado en la compra del gigante cervecero SBNMiller por 92.000 millones de euros, ha comentado hoy que esta adquisición es una “oportunidad clara” por la “ruta de éxito” de la firma absorbida.

Santo Domingo ha intervenido hoy en el Congreso Nacional de la Empresa Familiar, en Bilbao, donde ha expuesto la experiencia de su familia ante casi 500 empresarios.

El joven empresario, de 38 años, lleva el grupo con un primo hermano, Carlos Alejandro Pérez Dávila, tras la muerte de su padre en 2011.

Santo Domingo es un grupo con origen cervecero que empezó con Bavaria y ahora controla la multinacional AB Inveb, que acaba de comprar el otro gigante cervecero, SBNMiller (propietario de las marcas Miller o Budweiser), en la mayor operación empresarial del año, con una oferta de adquisición de 92.000 millones de euros.

El empresario ha comentado que la compra de SBNMiller es una oportunidad clara, y ha recordado que cuando su familia entró hace una década parcialmente -con el 15 por ciento- en el accionariado de SBNMiller la acción de esta firma valía 8,77 libras y ahora está en 44 libras.

También ha comentado la otra gran operación en la que ha intervenido su grupo este año, la creación del gigante cafetero JDE, el segundo grupo del mundo tras Nestlé.

Santo Domingo ha explicado que ven en el café un producto con grandes posibilidades de expansión, ya que, por ejemplo, apenas se consume en Asia, donde domina el té, y a la vez, también consideran que Nestlé tiene “desventajas: controla las cápsulas y el instantáneo, pero en la parte mediana no participa, en la que se vende en los supermercados, y ahí nosotros tenemos una oportunidad”.

A pesar de estas compras, Santo Domingo ha explicado que su vocación sigue siendo Latinoamérica, el terreno que mejor conoce, por lo que disponen de “ventajas competitivas”, aunque sin descuidar oportunidades en el resto del mundo.

El empresario ha repasado la situación de los países latinoamericanos, empezando por Brasil. A su juicio, los conocidos problemas de este país “van a seguir en los próximos cuatro o cinco años”.

En cambio, ve “muy bien” a México. “Tiene problemas de seguridad, pero lo que ha ocurrido es que el coste de los trabajadores comparado a China es más barato. Cuando uno empieza a añadir los costes de logística, creo que va a haber muchas empresas que devuelvan las plantas y la manufactura a países como México”.

Sobre su país de origen -es colomboestadounidense-, ha comentado que lo ve “bastante bien, esperando una paz que sería un cambio total para el país, aunque con un tema fiscal bastante complicado con la bajada del precio del petróleo”.

Respecto a Cuba, ha comentado que habrá unas grandes oportunidades para invertir, y “especialmente para los americanos será un país muy interesante, aunque va a llevar tres o cuatro años”.

Santo Domingo también ha explicado a los empresarios familiares cómo gestiona su grupo, detallando que celebran una reunión anual de tres días con la familia para rendir cuentas lo que se ha hecho en los negocios.

“La idea es que personas de la familia no puedan trabajar como ejecutivos en el grupo en el día a día. Pueden trabajar en otras empresas y volver a los consejos. No lo tenemos escrito como una Constitución familiar, aunque es verdad que somos muy pocos. Mi padre murió en 2011, mi hermano mayor murió en 2009”. Quedan solo dos hermanos, y Alejandro tiene sobrinos, pero aún no tiene hijos. “Me caso en mayo” ha comentado, entre las risas del auditorio.

“El consejo es rodearse muy bien, con gente con experiencia, de confianza y escuchar. Una de las cosas que hice fue contratar en Bavaria a una persona de 65 años. Toca oír a la gente y tomarse tiempo para tener una visión estratégica. Se trata de aprender para no tener que volver a reinventar la rueda”, ha concluido.

EFECOM