Empresas

Sarasola (Room Mate) sobre el consumo colaborativo: "No me gusta ese afán por prohibir" de los hoteleros tradicionales

Kike Sarasola, presidente de Room Mate GTRES
Kike Sarasola, presidente de Room Mate GTRES

Room Mate, la cadena hotelera de diseño fundada y presidida por Kike Sarasola revoluciona el sector turístico creando un nuevo tipo de alojamiento turístico: BeMate. Sarasola se une al carro del consumo colaborativo y lanza una web que pone en contacto apartamentos “con encanto” en muchas ciudades del mundo con usuarios viajeros que quieren sentirse como en casa. ¿Competencia a los hoteles? Siempre habrá quien se moleste, claro, como los taxis con Uber. ¿En qué cosiste BeMate? 

BeMate.com… una nueva apuesta por el alojamiento, ¿tú ya lo has probado? 

Por supuesto. Por un lado todos los apartamentos han sido visitados y probados por nuestro equipo comercial. Considerábamos esto esencial para poder ofrecer nuestro sello de calidad.

¿Nace a raíz de qué? Una idea surge cuando crees que algo falta, que hay un hueco por el que colarse…

Eso es, en el sector hotelero cada vez se estaba hablando más del alquiler de viviendas turísticas, de su alegalidad, del surgimiento de plataformas donde no había regulación…Yo estaba harto de oír críticas, de oír voces que sugerían que la única solución era prohibirlo. Fue entonces cuando unos amigos nos trajeron la idea, hicimos un estudio y alrededor de nuestro hotel Room Mate Óscar había más de 300 viviendas turísticas, teníamos que hacer algo, esa tendencia había venido para quedarse. Fue entonces cuando lo vimos claro, existían apartamentos de lujo con todo incluido, existían plataformas y plataformas que no te daban nada, pero no existía un alojamiento que ofreciese lo mejor de alojarse en un apartamento y lo mejor de alojarse en un hotel.

Nosotros ponemos en contacto a propietarios de apartamentos, viajeros y servicios adicionales entre los que se encuentran los prestados en hoteles. Recogida y entrega de llaves, consigna de maletas, conserjería las 24 horas son servicios que nosotros ofrecemos con la estancia a través de la recepción de nuestros hoteles. Además, ofrecemos otros servicios bajo petición como la compra de entradas a espectáculos, excursiones, cocineros….cualquier cosa para que el cliente pueda personalizar su estancia. Ahora el cliente hace su viaje a la carta y paga solo por lo que necesita.

¿Cuánto van a pagar los viajeros? ¿Cuánto van a ganar los anfitriones? ¿Qué porcentaje se queda la plataforma BeMate?

Los precios los fija el propietario, nosotros no intercedemos ahí, BeMate.com recibe un 15% del total de la reserva realizada. Al igual que en otras plataformas o intermediarios.

¿Crees que el sector hotelero más convencional se va a ver molesto por esta plataforma colaborativa?

Desde que lanzamos hemos recibido muchas solicitudes de cadenas hoteleras y hoteles independientes que querían adherirse a la plataforma. Por supuesto que habrá quien esté en contra. El sector hotelero no se da cuenta de que las necesidades de los clientes cambian, evolucionan y que hay que adaptarse. No me gusta ese afán por prohibir. El cliente manda y nosotros hemos sabido dar con la fórmula para seguir innovando.

Es competencia directa de Airbnb, dicen, aunque aquí cuando alquilas nada tiene que ver con un hotel… ¿Qué hay de diferente?

Hay más plataformas, por supuesto, pero nosotros ofrecemos algo que el resto no ofrece, los servicios diferenciales y la seguridad y confianza de que lo que se ve en nuestra plataforma es la realidad ya que verificamos todos los apartamentos. BeMate.com es una plataforma abierta a que entren todos los hoteles y cadenas hoteleras que quieran y que son los que prestarán estos servicios en cada ciudad.

Fiscalmente, Airbnb se enfrenta a los impuestos por primera vez, en la ciudad de San Francisco ha obligado al servicio a empezar a cobrar un impuesto del 14%. ¿Cómo es la situación de BeMate?

Todos los apartamentos presentes en BeMate deben de cumplir con la normativa legal existente en cada ciudad. Lo ideal sería que la regulación fuese a nivel estatal ya que hay mucha diferencia entre unas ciudades y otras pero nosotros nos hemos adaptado a cada una.

¿Qué precios vamos a tener y qué ciudades?

Hay precios desde 60 a los 300 euros por noche, depende del destino, del tipo de vivienda, tamaño…etc.

¿Un apartamento ideal de BeMate qué debe tener? Por si alguien se anima a prestar su apartamento…

Debe tener encanto, debe respirar vida, diseño y ser un buen anfitrión.