Mercado Deportivo

Se apagan los semáforos de la Formula Uno

Los motores de la Formula Uno vuelven a rugir en el Circuito de Jerez. Hoy han arrancado los primeros entrenamientos de pretemporada en el trazada andaluz, pero el F14T no ha tardado ni una vuelta en regresar a boxes. Räikkönen estrenaba su nuevo monoplaza, pero volvió al pit lane por su propio pie. Mientra tanto, Red Bull presenta su RB10, acompañado de Vettel y Ricciardo.

La nueva era de Ferrari no parece muy prometedora a tenor de su estreno. Sin que Fernando Alonso haya pisado aún el cockpit del nuevo F14T, el nombre de la última creación del fábrica de Maranello, Kimi Räiikkonen ya ha sufrido su primera decepción. En tan solo media vuelta, el piloto finlandés ha visto como el nuevo motor decía basta y tenía que regresar a boxes colgado de una grúa. Quién sí pudo completar su primera vuelta al trazado jerezano fue el Mercedes w05 de Lewis Hamilton.

Mucho más relajado que sus dos máximos competidores está Red Bull. Los actuales campeones del mundo, arrasando tanto en el mundial de pilotos como de constructores, presentó la última maravilla de Adrian Newey. En esta ocasión, el RB10 cuenta con unas manos desconocidas, las del recién llegado Daniel Ricciardo. A simple vista, el diseñador más cotizado de la Formula Uno ha tomado menos riesgos que el resto de las escuderías, aunque seguro que el bueno de Newey tiene alguna sorpresa preparada.