Noticias

Se declara en concurso voluntario al grupo Gowex y a un total de 9 de sus filiares.

El juzgado de lo mercantil número 11 de Madrid declara en concurso voluntario al grupo Gowex y a nueve de sus filiales, entre las que se encuentra WifiActiva, cuyo nombre se empleó con posterioridad para designar a la compañía

Este hecho se produce dos meses y medio después de que, debido a su situación de insolvencia y ante la imposibilidad de llevar a cabo sus obligaciones, el grupo tuviera que presentar la solicitud de suspensión de pagos.

Este mismo jueves, el Boletín del Estado (BOE) publicó el nombre de las nueve filiales de la matriz de Let´s Gowex, que el juez ha declarado en concurso voluntario. Estas son: WifiActiva, Ideup Desarrollos Tecnológicos, Gowex Wireless, INter Go Technologies, Gowex Córdoba, Gowex Granada, Gowex La Coruña, Gowex Vizcaya y Gowex Mobile,.

Actualmente, los responsables de la deuda mantienen las facultades de administración y disposición de su patrimonio, con la condición de ser sometidas a la intervención de la administración concursal.

Como medida, los acreedores tendrán que comunicar sus créditos en un plazo de un mes desde el mismo día en el que se les comunique por parte de la administración concursal o, si no se efectuara, desde el día siguiente a la publicación en el BOE del auto declaración de concurso.

La solicitud de concurso voluntario de Gowex el pasado mes de julio, se producía un año después de que el expresidente de la compañía, Jenaro García, tuviera que dimitir tras haber reconocido que había maquillado tanto las cuentas de la compañía, como la supensión de las acciones de la firma que cotizaban en el MAB tras el fraude.

Fue después de la elaboración de un informe de la firma de análisis Gotham City Research, donde se advertía de que el valor de los títulos de la compañía era de cero euros y de que el 90 por ciento de sus cuentas eran inexistentes, cuando saltó el escándalo del grupo.

En el mes de julio de 2014 Gowex ya había presentado una solicitud de procedimiento concursal. Pero, en agosto del mismo año, se dictó un auto de inadmisión del concurso y se archivó el procedimiento por un defecto de forma, debido a que no figuraba la firma de Javier Solsona, actual administrador concursal. Éste se defendió argumentando que él no realizó la solicitud, sino el anterior miembro responsable de la compañía.