Economía

Se frustra el rebote del Ibex

A pesar de que el Ibex-35 ha cotizado en verde buena parte de la sesión, al mediodía se ha dado la vuelta y ha finalizado cayendo un-0,62% hasta los 10.396 puntos. Sigue dando coletazos la incertidumbre política en Grecia, donde hoy se han vuelto a ver caídas del  -4% en la bolsa de Atenas. El precio del petróleo ha sumado otra jornada a la baja.

En Europa tan solo el DAX alemán (+0,06%) ha podido esquivar los números rojos, y es que el resto de índices han profundizado en sus caídas: CAC -0,84%, FTSEMIB -0,89% o FTSE100 -0,45%. A unas horas del cierre en Wall Street, Dow Jones y S&P ceden cerca de un -0,7% mientras que el Nasdaq lo hace un -0,4%.

En el mercado nacional, ACS (+0,74%), Abengoa (+0,55%) y Bankia (+0,46%) han sido algunos de los que han logrado cerrar con ganancias, mientras que FCC ha cedido un -3,27%, Indra un -2,76%) y Arcelormittal un -2,27%. Al cierre del mercado se ha confirmado la decisión del CAT: Endesa remplazará a Viscofan en el Ibex-35.

El precio del barril de petróleo ha vuelto a caer casi un -4%, esta vez debido a la publicación de dos informes. Uno hace referencia a la demanda, y es que la OPEP ha rebajado sus previsiones de consumo para el año 2015. El otro se refiere a la oferta: EE.UU. ha anunciado que la producción de crudo referente a la primera semana de diciembre ha sido mayor de la esperada.

Entre medias,  la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) prevé que la caída de los precios del combustible y el crecimiento del PIB global consigan elevar en un 25% el beneficio de las aerolíneas durante 2015. De hecho el sector ha sido de los pocos que ha logrado cerrar en positivo hoy, con repuntes del +0,64% en IAG, del +1,11% para EasyJet o del +0,45% en Ryanair.

Para la jornada de mañana se esperan varios acontecimientos que marcarán la dirección que toma el mercado: además de varios datos macro como el informe mensual del BCE o las ventas minoristas de EE.UU., tendremos encima de la mesa las cuentas trimestrales de Inditex. Pero sin duda lo más relevante es la segunda ronda de financiación a largo plazo TLTRO dirigida a entidades bancarios que realiza el BCE, y en la que están muchas esperanzas puestas después de que en la primera de ellas, celebrada en septiembre, los bancos solicitasen muchos menos fondos de los que se esperaban.

Self Bank

Foto: Alberto Carrasco