Empresas

Se intentará minimizar el impacto en las cuentas públicas tras la ruptura de las negociaciones en Panamá

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos ha dicho que el Gobierno ya ha hecho “todas las gestiones” en el conflicto que enfrenta al consorcio liderado por Sacyr con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por las obras de ampliación de la infraestructura y que trabaja para “intentar minimizar” el impacto en las cuentas públicas de las fianzas y avales otorgados al proyecto.

Así lo indicó en declaraciones a los periodistas antes de participar en un almuerzo informativo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte.

De Guindos defendió que las constructoras españolas tienen cerca de 40.000 millones en contratos por todo el mundo, y agregó que es un “sector puntero y estoy convencido que va a seguir siendo así”.

El titular de Economía indicó que si se confirma la ruptura de las negociaciones entre el consorcio y la ACP sería una “mala noticia para todas las partes”, ya que aseguró que “hay una alternativa mejor”.

En todo caso, el objetivo del Gobierno es “intentar minimizar el impacto de las fianzas y avales otorgadas a través de Cesce”, la compañía estatal de seguros de crédito a la exportación.

Preguntado por si algún miembro del Gobierno viajará a Panamá para intentar mediar de nuevo, como ya hizo la titular de Fomento, Ana Pastor, de Guindos dijo que “en este momento ya se han hecho todas las gestiones” y se trabaja en que “las fianzas no tenga un impacto de las cuentas de los contribuyentes”.

(Servimedia)