Sectores

Se prevé una mejora del turismo rural de Andalucía con la grabación de Juego de Tronos

La grabación de Juego de Tronos en localizaciones sevillanas puede mejorar las cifras de Sevilla, una provincia que se sitúa en cuarta posición en las cifras de ocupación de Andalucía (10,05%).

La industria audiovisual en general y el cine en particular están adquiriendo cada vez más protagonismo en el sector turístico. Las imágenes filmadas llegan a millones de personas de todo el mundo y se convierten en una herramienta de promoción turística. El número de personas que viajan buscando los paisajes y los lugares que han visto en su película favorita aumenta cada año. Según declaraciones recientes de Carlos Rosado, presidente de Spain Film Commission, el turismo cinematográfico mueve 40 millones de turistas internacionales cada año. De hecho, el 30% de los turistas visitan un lugar por haberlo visto en cine o TV.

Según el Observatorio del Turismo Rural, proyecto de investigación liderado por Escapadarural.com, la escuela CETT-UB y la empresa Netquest, el 56% de los turistas rurales actuales se corresponden a un perfil experiencial, cuya motivación principal reside en la realización de actividades en destino. Según Ana Alonso, Directora de comunicación de Escapadarural.com “sin duda, visitar los enclaves en los que se ha rodado una película o serie de éxito constituyen un gran atractivo para el viajero”.

En el caso de Juego de Tronos, cuya quinta temporada se grabará en la provincia de Sevilla, el impacto se espera que sea notable. Hay que tener en cuenta que tras las grabaciones de la serie realizadas en Dubrovnik, el turismo de Croacia se incrementó en un 32% y que en otros países el impacto económico que ha tenido la serie ha sido de casi 100 millones de euros. No es la primera vez que películas y series producen tal efecto en un territorio y uno de los casos más evidentes es La Toscana, referente de éxito en turismo rural a nivel mundial. Así lo indicaba Francesco Silvestri, consultor de la empresa Eco & Eco que participó en el reciente Congreso Europeo de Turismo Rural (COETUR), organizado por Escapadarural.com y Ruralysocial.es. Según Silvestri “Hollywood ha implantado una imagen ideal en el imaginario colectivo, que ha contribuido a generar un mayor interés por este destino”.

Las cifras del turismo rural en Andalucía
Actualmente el INE registraba en el mes de mayo 1.557 alojamientos rurales en Andalucía, 108 de ellos están en la provincia de Sevilla y tienen a 233 personas empleadas, posicionándola como la quinta provincia andaluza en cuanto a número de alojamientos. De enero a mayo (también según datos del INE), Andalucía ha recibido 64.324 viajeros y un 24% son extranjeros. Esto representa un 10% más de viajeros en general, pero 4 puntos menos en la proporción de extranjeros, con respecto al año pasado. La ocupación ha crecido en una media de 14,24% y 11,98% los fines de semana en estos 5 meses. Por su parte, Sevilla se posiciona como la cuarta en ocupación media en ese periodo del año (10,05%), por detrás de Málaga, Cádiz y Huelva. Asimismo, según datos de Escapadarural.com, las fechas clave del año afectaron de la siguiente manera a esta comunidad autónoma: en Semana Santa Andalucía alcanzó un 58% de ocupación, 5 puntos pode debajo de la media, y en el Puente del 1 de mayo un 28%, a 9 puntos de la media. Sin embargo, en el mes de julio es líder con un 30% de ocupación. ¿Cómo afectará este rodaje a nivel turístico en los resultados?

El 32,8% de los alojamientos registrados en Escapadarural.com en la provincia de Sevilla se identifican con una ubicación aislada y el 38,4% con una zona de montaña, lo que podría favorecer la estancia del equipo de rodaje fuera de zonas más pobladas. Por otro lado, el 20% de la oferta rural sevillana tiene restaurante público y sala de convenciones, dos tipos de instalaciones necesarias para un equipo de rodaje.
Alonso añade que “cabe esperar un impacto en las zonas rurales sevillanas tan positivo como el que en su día tuvieron otras series nacionales como doctor Mateo” Según datos de los propios gestores turísticos asturianos, esta ficción rodada en el pueblo de Lastres produjo un notable aumento de visitantes en las zonas de grabación, que se materializó en un incremento del 61,54% en tan solo 2 años.