Sectores

Secretos para disfrutar de la S.Santa

Elisa Sánchez, directora de Idein, Consultoría y Formación cree que “desconectar en Semana Santa no es cuestión de cantidad de días, sino de actitud”, puesto que hay gente que es capaz de hacerlo cualquier día normal cuando sale de su trabajo.

En declaraciones a Servimedia, esta psicóloga aconsejó que para conseguir descansar en estas fechas es necesario dejar los asuntos urgentes terminados antes de irse de vacaciones, delegar los que no se hayan podido terminar o avisar que se terminarán a la vuelta de las vacaciones. Si es imprescindible revisar correos o llamadas, recomendó “acotar uno o dos momentos durante el día para ello, y el resto del tiempo no revisarlo”.

Para Elisa Sánchez, el síndrome postvacacional no aparece hasta que se descansan al menos 15 días. Por ello, si con una semana o incluso con cuatro días de vacaciones hay personas que lo sienten, seguramente es porque no están satisfechos con su trabajo o su rutina.

De todas formas, si aparece, recomendó “hacer un balance equitativo de las cosas positivas y negativas que aporta el trabajo y buscar motivadores en el empleo, es decir, qué nos gusta de la tarea, qué nos aporta económicamente, o qué nos agrada de nuestros compañeros”. A su juicio, esto “nos ayudará a estar más motivados y con ganas de ir a la oficina”.

Asimismo, explicó que “tener hábitos saludables también es importante”. Por ello, dormir las horas necesarias, alimentación, ejercicio físico y ocio activo, a ser posible compartido con otras personas”.

Por último, Elisa Sánchez insistió en que sí se puede desconectar durante la Semana Santa. “Normalmente tenemos asociadas las vacaciones de verano al “merecido descanso, aunque cualquier puente o días libres como estos se pueden aprovechar tanto para descansar como para el ocio activo”.

Fuente:Servimedia