Nacional

Según Unicef la crisis suma 800.000 niños pobres en España

El número de niños que viven por debajo del umbral de la pobreza en España aumentó en más de 800.000 entre 2008 y 2013 a causa de la crisis económica. Así se desprende del informe ‘Los niños de la recesión. El impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos’, presentado este martes por Unicef.

En declaraciones a Servimedia, la directora de Sensibilización de Unicef España, Marta Arias, vinculó este empeoramiento con una falta total de políticas de protección de la infancia, situación que se repite en la mayoría de los países de la OCDE.

De hecho, en los 41 países analizados, “la crisis ha dejado 2,6 millones adicionales de niños pobres”, afirmó. “Hemos pasado de 73,9 a 76,5 millones de niños por debajo del umbral de la pobreza”, indicó Arias, aunque “sí hay países que han conseguido reducir su pobreza infantil”.

España se sitúa, junto a Italia, Grecia, Francia, Islandia, Letonia, Irlanda y Croacia, entre las naciones donde el número de niños pobres más ha crecido. De hecho, las familias con hijos españolas han “retrocedido” 10 años en su nivel de vida por la crisis.

NI-NIS

En cuanto al número de jóvenes entre 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan (ni-nis), España presenta de nuevo uno de los porcentajes más altos de la OCDE, que en 2013 arrojó una cifra global de 7,5 millones de ni-nis. En 2008, su cifra global era de 6,5 millones, mientras que en España pasó de un 14,3 a un 16,6%.

Además, la pobreza infantil, que según el INE se situaba en el 27,5%, subió del 28,2% en 2008 a un 36,3% en 2012, si “mantenemos el umbral anclado en el año de referencia”; esto es, si se calcula la tasa de pobreza infantil de 2012 en función del nivel de renta de 2008 (el año de referencia), que era mayor.

Según Arias, en el aumento o reducción de la pobreza infantil “influyen principalmente tres factores: el punto de partida, la evolución del desempleo y las políticas de protección adoptadas”.

En el caso de España “se han combinado los tres peores escenarios posibles”, remarcó, pues “la situación de partida era mala” y el desempleo ha seguido una evolución muy superior a la media de la OCDE.

A ello hay que agregar la “absoluta falta de políticas sociales dirigidas a la infancia”, que si en 2008 eran “escasas”, a causa de la crisis prácticamente han desaparecido.

Arias citó la eliminación del cheque bebé y de la prestación universal por hijo a cargo como “dos recortes paradigmáticos” del daño causado en la protección de los niños, e insistió en que esto “es cuestión de prioridades y de agenda política”.

Los menores de 18 años son el colectivo más vulnerable a la pobreza en España, con 10 puntos más de probabilidad que el de las personas mayores de 65 años.

Ello se debe a que desde la Transición, los distintos gobiernos han hecho un esfuerzo importante para proteger a la tercera edad -fundamentalmente a través de las pensiones-, “cosa que no se ha hecho con los niños”. Por eso, Arias reiteró la propuesta de Unicef de alcanzar “un Pacto de Estado por la Infancia” que garantice la protección debida a los menores.

 

SERVIMEDIA