Edición Limitada

Seis frases típicas de madre que merecen un regalo

1. “Si no te lo comes para cenar, pues para desayunar”: Sería complicado encontrar una sola persona que no haya oído alguna vez esa frase en boca de su madre. Suele ser el prototipo de mujer que le gusta poner el plato a rebosar y que en cuanto ven que está vacío lo vuelven a llenar “para que no te quedes con hambre, que estás creciendo”.

2. “Abrígate, que hace frío”: En invierno o en verano, esta frase está dentro del repertorio típico de toda madre. Y la primera que cumple con ejemplo es ella misma. La chaquetilla para las noches de verano no pueden faltar nunca, y el paraguas “por si llueve” hay que tenerlo siempre a mano. Cualquiera que identifique a su madre con esa frase, acertará con una manta polar personalizada con fotos de toda la familia para abrigarse por la noche o una chaqueta de esquí Protest para los días más fríos.

3. “¿Te crees que soy la dueña del Banco de España?”: Aquel que lea esta frase y piense en la crisis está muy equivocado. Esta expresión ha sido utilizada por todas las madres independientemente de la situación económica del país y/o familia. Para esas madres que creen que el bienestar económico de sus seres queridos es lo más importante, un curso de Office le será de utilidad para organizar.

4. “Si te tragas un chicle, se te van a pegar las tripas”: Todos saben que las madres tienen vocación de médico con sus hijos. Son las que más trucos caseros conocen cuando su hijo tiene alguna dolencia o enfermedad. Si no, quién no ha hecho vahos por un catarro o se ha enjuagado con sal y agua por culpa de una herida en la boca. Para esas madres con un complejo de doctor, no existe nada mejor que una sesión de masaje en un hotel 5***** o una jornada de spa, con la que se encontrará mejor tanto por dentro como por fuera. Y si sus conocimientos médicos son avanzados, un curso online de vocabulario en inglés para enfermeros le será de mucha utilidad para seguir aprendiendo.

5. “Como tenga que ir yo…”: Cuando uno escucha esa frase, nunca sabe cómo va a terminar. Las madres, por norma general, enseñan a dejar las cosas donde se han cogido y tienen que tener todo bien organizado y en su sitio. Por eso, un organizador móvil le servirá para tener móvil, material de oficina e incluso la taza de café perfectamente colocados. Y si es de las madres que tiene que tener todo listo a su hora y no puede perder ni un minuto, uno de los últimos modelos del reloj Michael Kors la dejará con la boca abierta.

6. “Ponte recto, que te va a salir chepa”: Las madres tienen la constante sensación de que sus hijos van torcidos o encorvados. Este tipo de madres quieren su hijo practique algún deporte y no esté todo el día “tirado a la bartola”, como ellas suelen decir. Para todas ellas, que mejor que predicar con el ejemplo y regalarle una clase del novedoso entrenamiento Fit Revolution para ponerse en forma a través de electroestimulación. Y si es de las que les gusta darse grandes caminatas, un regalo muy aconsejable es el nuevo modelo de la firma New Balance.

Fuente: Lets Bonus