Economía

Severo revés a las bolsas europeas

En una sesión que se aventuraba tranquila e incluso comenzaba con suaves avances, los principales índices del Viejo Continente terminaron por sufrir caídas del -2% de media. Entre las causas cabría citar unos datos macro algo peores de lo esperado y el enésimo revés que han sufrido las materias primas, a lo que se han sumado una serie de resultados corporativos decepcionantes.

Con este panorama encima de la mesa, el Ibex ha perdido un -2,25% que le dejan en los 10.144 puntos, en su nivel más bajo en tres semanas. Ha presionado a la baja especialmente la petrolera Repsol, que ha perdido un -7,27% tras presentar resultados.

Las bolsas de Reino Unido y Francia han perdido casi un -2%, y la de Italia se ha llevado la peor parte al caer un -2,35%. Algo mejor ha sido el comportamiento del DAX alemán, que ha limitado la caída al -1,15%.

El eurodólar ha subido ligeramente hasta el 1,077, a pesar de que Draghi ha reiterado hoy en el Parlamento europeo su preocupación por los bajos niveles de inflación, ya no solo del IPC (lógicamente lastrado por la bajada del petróleo), sino por el IPC subyacente, que excluye precisamente los combustibles y alimentos frescos. Estas declaraciones son una prueba más de que el BCE probablemente se vea obligado a anunciar nuevos estímulos en la reunión del 3 de diciembre. Aunque esta circunstancia sería celebrada por los mercados, no hay olvidar que lo haría por la debilidad que muestran algunas variables económicas de la región, por lo que la sensación sería agridulce.

El barril de Brent continúa con su espiral bajista y cede hoy otro 2,5% hasta los 43,70 centavos de dólar, en mínimos de agosto. Por su parte, la prima de riesgo se han mantenido  sin grandes cambios en los 123 puntos básicos

La producción industrial de la eurozona cayó más de lo esperado en septiembre : -0,3% vs -0,1% estimado. En EE.UU. las peticiones semanales de desempleo marcan una lectura de 276.000, en línea con su dato anterior y superando los 270.000 estimados. El número de nuevos contratos se contrarresta con el número de despidos, manteniendo al mercado laboral en el nivel de fortaleza mostrado en el último informe oficial de empleo.

A nivel corporativo, Repsol no ha sido la única que se ha desplomado tras anunciar cuentas. También lo han hecho valores europeos como RWE (-9,5%), Aegon (-11%) o Rolls-Royce (-19,5%). Por el contrario, sí han gustado las cifras mostradas por Siemens y Merck, que han subido más de un +1% en la sesión.

Dentro del selectivo español, solo Amadeus y Endesa han conseguido esquivar los descensos, aunque con subidas ínfimas. AENA ha finalizado prácticamente plana tras comunicar al mediodía sus resultados. En los nueve primeros meses del año elevó en un 12,3%, gracias a aumento del 5,2% en el número de pasajeros que transitaron sus aeropuertos (161,2 millones de personas). El beneficio neto alcanzó los 639,2M€, creciendo un +83,8% principalmente por la evolución del negocio y la disminución de gastos financieros.

Día intenso para el sector de las constructoras: FCC ha confirmado una ampliación de capital, y al cierre han presentado sus cuentas las ACS y Sacyr, que en la sesión de hoy han bajado más de un 3% y más de un 5% respectivamente. Mañana tendremos la ocasión de ver cómo acogen los inversores las cuentas trimestrales que han presentado con el mercado ya cerrado. Abengoa ha sido otra de las más castigadas. Sus acciones tipo B ya se encuentran por debajo del euro por acción tras cerrar en los 0,98 euros.

Felipe López-Gálvez, Selfbank