Empresas

Shell renuncia a un proyecto de 5.500 millones y Statoil a otro en el Ártico por la caída del crudo

Shell ha abandonado un proyecto petroquímico de 6.500 millones de dólares (5.500 millones de euros) en Qatar debido a la pérdida de atractivo provocada por la caída del precio del petróleo, mientras que la noruega Statoil ha renunciado a permisos de exploración en el Ártico por el mismo motivo.

En el caso de Shell, la compañía angloholandesa ha decidido junto a su socio Qatar Petroleum dejar en el aire la construcción del complejo petroquímico de Al Karaana, después de que el nuevo escenario de costes ofrecido por los contratistas haya quedado lejos de las expectativas de rentabilidad de los promotores.

Este proyecto se había puesto en marcha en diciembre de 2011 a través de una sociedad conjunta entre Shell y su socio árabe, e iba a consistir en la construcción de un complejo de referencia a nivel internacional. Ambas empresas también trabajan juntas en una planta de licuefacción de gas en Qatar y en inversiones en ‘upstream’ en Brasil.

Esta decisión se toma tras las fuertes caídas en los últimos meses en el precio del petróleo, que ronda los 47 dólares por barril, cerca de la mitad de los niveles de julio del año pasado.

Por su parte, Staotoil ha renunciado a proyectos de exploración de hidrocarburos en el Oeste de Groenlandia, en los que trabajaba junto a GDF Suez y Dong, tras considerar que los incrementos en los costes de producción y las caídas en el precio del petróleo hacen demasiado cara cualquier perforación en la zona.

EUROPA PRESS