Empresas Sectores

Si viajas a Hungría, no brindes con cerveza

Wimdu ha recopilado las tradiciones culturales y gastronómicas que hay que tener en cuenta a la hora de viajar

Budapest se ha convertido en un destino muy atractivo para los turistas que visitan el centro de Europa. Sin embargo, antes de visitar la capital de Hungría, que se extiende a orillas del río Danubio, hay que tener en cuenta un consejo cultural: no se debe brindar con cerveza.

Esta tradición llama la atención, pero tiene sentido si se echa la vista atrás en la historia, ya que en 1848, tras la revolución húngara, los vencedores austriacos celebraron la derrota del enemigo húngaro utilizando esta bebida.

Es por esta razón por la que los ciudadanos de este país consideran que brindar con esta bebida da más mala suerte que el agua, por lo que se prefiere hacer con cualquier otro tipo de alcohol. Pero, no es el único país que cuenta con particularidades llamativas y es por ello que Wimdu, plataforma online europea de alquiler de apartamentos turísticos.

Siguiendo con los saludos con bebida, en Georgia es habitual tragarse todo el contenido de la copa de una sola vez, de un trago. Por lo que si alguien viaja a este país fronterizo entre Asia y Europa es muy fácil que termine en estado de embriaguez.

Utensilios y cubiertos

En Japón, por ejemplo, según informan desde el propio portal, está mal visto colocar los palillos clavados en el bol de arroz. Se deben apoyar en horizontal o dejarlos colocados en un plato aparte.

Sin salir del continente asiático tenemos a Tailandia, donde el tenedor nunca roza la boca a la hora de comer, ya que solo se utiliza este utensilio para empujar la comida. Por lo que el cubierto estrella es la cuchara.

Por otro lado, en Gran Bretaña los espárragos se cogen con los dedos, mientras que viajando hasta Norte América, encontramos la práctica mexicana de  siempre tomar los tacos con las propias manos.

Otras costumbres

Es bien conocido el hábito de la sobremesa en nuestro país, mientras que en otras zonas como Corea es de buena educación coger los platos con dos manos a la hora de servir la comida, mientras que en Francia las manos siempre deben estar sobre la mesa, prohibido hacer manitas.

Así que Wimdu ha querido dar una visión de las diferencias culturales a la hora de sentarse a comer dependiendo a que zona viajes, para que no pille a nadie por sorpresa.

Diario Financiero