Empresas

Rotas las negociaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio de Sacyr

Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio liderado por la española Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) han roto las negociaciones tras las distintas prórrogas en los plazos que se han dado en las últimas semanas, según informaron este miércoles las empresas en un comunicado.

El consorcio liderado por Sacyr que se encarga del diseño y la construcción del tercer conjunto de esclusas del Canal de Panamá advirtió a primeros de año de la posible suspensión de las obras al detectar un sobrecoste de 1.625 millones de dólares (unos 1.177,5 millones de euros). En Grupo Unidos por el Canal participan también la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.

En la nota se explica que GUPC “sigue buscando una solución de financiamiento para terminar el proyecto y las obras en 2015, a pesar de que la Autoridad del Canal de Panamá rompió las negociaciones”.

Las empresas indicaron que “la ruptura de las negociaciones pone la expansión del Canal de Panamá y hasta 10.000 puestos de trabajo en riesgo inminente”.

Así, subrayaron que “sin una solución inmediata, Panamá y ACP enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso”.

El consorcio defiende que han ejecutado “exitosamente algunos de los proyectos de construcción más grandes del mundo”, y recuerda que ya ha terminado más de 70% del proyecto del tercer juego de esclusas “a pesar de las dificultades y pérdidas financieras”.

“GUPC ha estado haciendo propuestas y respondiendo a propuestas de la ACP de manera continua y casi diaria”, quisieron dejar claro desde el consorcio, para agregar que han continuado “haciendo esfuerzos tras mandar ayer a la ACP la última propuesta para alcanzar un acuerdo y permitir que se complete el proyecto de la expansión en el menor tiempo posible”.

Las empresas acompañaron su última propuesta y el resto de comunicaciones de una carta para el administrador de ACP, Jorge Quijano, invitando a la Autoridad del Canal “a abandonar su posición injustificadamente rígida y unirse a GUPC en el esfuerzo para llegar a una solución que permita terminar el proyecto de conformidad con el contrato y las leyes aplicables”.

GUPC también reiteró la importancia de recibir el pago de 50 millones de dólares por parte de la ACP por una factura pendiente discutida en las últimas reuniones, para permitir los pagos a las subcontratistas y a los trabajadores y cubrir así las nóminas de esta semana.

>A las seis de la mañana terminaba el plazo para que el consorcio que lidera la española Sacyr llegara a un acuerdo con la autoridad del Canal de Panamá. En juego está la paralización de las obras o bien que el Canal busque a otra empresa para terminar los trabajos.

Ambas partes, sin embargo, buscan una fórmula que permita una inyección conjunta, a lo que se le sumará una cierta inversión privada que buscará la aseguradora Zurich International. Eso sí, de momento ninguna de las dos empresas ha revelado variaciones sobre las propuestas iniciales. El Canal ofrece 75 millones de euros, mientras que Sacyr reclama 300 millones de euros para continuar con la construcción.

Fuente: Servimedia