Nacional

Sin taxis a la vista por la huelga en Madrid

Si busca un taxi hoy en Madrid, mejor ni lo intente porque se cuentan con los dedos de una mano y se seguirán contando así al menos hasta las seis de la próxima madrugada. Es el resultado de la huelga de 24 horas que ha comenzado esta mañana, como protesta por el servicio que aplicaciones móviles como Uber, una compañía que presta sobre todo en Barcelona.

Un paro que no se ha quedado solamente en eso, sino que se ha visto completado con una manifestación que, desde primera hora, ha comenzado a recorrer las calles de la capital. Julio Sanz, presidente de la Federación del Taxi ha estado en Gestiona Radio y ha expresado su inconformidad con el uso de esta aplicación, cree que es injusto que ellos deban pagar impuestos, licencias y seguros y que esta gente no lo hagan a la hora de transportar usuarios. La huelga de taxis de hoy se desarrolla en Madrid, aunque Sanz ha confirmado que han venido taxis desde todos los puntos de España porque está convocada a nivel nacional.

De esta manera, las asociaciones de taxistas, que agrupan al 95% del total de vehículos con licencia que operan en Madrid, piden al Gobierno y a la Unión Europea que prohíban este ‘intrusismo’ profesional.

A lo largo del día, las bajadas de bandera tan sólo se producirán en caso de urgencia sanitaria o en casos muy especiales como el transporte de enfermos de diálisis o el traslado de médicos que tengan que acudir a una visita domiciliaria.

ATA muestra su apoyo a los taxistas y arremete contra la CE
Los autónomos ven muy justa esta huelga y han dado su apoyo al sector de los taxis. Cree que es de justicia este parón en las principales ciudades europeas dada la pasividad de las administraciones frente a los servicios de viajes compartidos prestados sin licencia y que generan un lucro del que no se pagan ni impuestos ni cotizaciones.

De hecho, desde ATA añaden que están perplejos “ante la pasiva actitud de la Comisión Europea frente a las plataformas que ofrecen servicios de viajeros que generan un lucro pero que se realizan sin la más mínima norma, ni pago de impuestos ni cotizaciones, cuando desde la misma Comisión Europea se está incrementando y endureciendo la normativa a los estados miembros sobre sectores que sí están regulados”.