Opinión

Solo la medalla no sirve de nada

Me parece estupendo que don Luis de Guindos, don por el cargo que no por el respeto, esté en todas las quinielas para encabezar el Eurogrupo. Dicen que ese es uno de los objetivos de Rajoy y que está a punto de conseguirlos todos. No se le puede negar su oficio: es político y lo sabe hacer.

Ahora, sí me preocupa que Guindos, o Cañete y Valcárcel, para tener a mano el trío de éxitos políticos que persigue Rajoy, sean individuos con solvencia técnica y profesional como para moverse en los ámbitos de decisión en los que se les quiere ubicar. Me pregunto, por ejemplo, cuánto saben de seguridad informática, que se revela no solo como una de las piezas clave para resolver los delicados asuntos de corrupción en España, sino también como una de las piezas fundamentales del equilibrio de poder y de desarrollo económico de las próximas décadas en todo el mundo.

También me pregunto cuánto saben sobre la teoría de la economía como un donut, que está haciendo célebre la investigadora Kate Raworth, según un valioso reportaje firmado en el diario El Mundo. Un esquema que quizá permite entender mejor las coordenadas actuales, más allá del cumplimiento a martillazo limpio de las reglas macroeconómicas que han guiado los designios del todavía ministro de Economía, es decir, el aspirante a presidir el Eurogrupo. Porque si todo va a quedar en apuntarse una medalla, esténse quietos, que seguro que nos cuesta dinero. Y pagar por pagar es de tontos, señores míos.