Edición Limitada

¿Son los productos de aceite de argán la nueva moda?

El aceite de argán es la base de la belleza de las mujeres bereberes, producto cosmético que se usa desde hace siglos para cuidar la piel y el cabello, combatiendo los estragos del paso del tiempo y el clima en el que habitan. Quienes lo han probado dicen que es de una calidad suprema para la suavidad de la piel e infalible para problemas de acné o soriasis. Ahora es muy común ver como todo el mundo recomienda el aceite de argán como un ingrediente natural que aumenta la belleza y el magnetismo.

Para la piel
Este aceite es totalmente natural y tiene propiedades regenerativas y renovadoras porque funciona perfectamente para la atenuación de las arrugas, las marcas que dejan los problemas acnéicos o la piel agrietada que puede verse en codos y talones, sobre todo en verano.

Para el cabello
No te olvides de este ingrediente si te vas a la playa porque será un acierto para poner en el pelo, aporta brillo, flexibilidad e hidratación intensa. Se pone unas gotas de este aceite sobre la mano y se aplica en todo el pelo, dejando que actúe una media hora, para después lavarlo de manera habitual. Incluso, si hay problemas de sequedad del cuero cabelludo, se aplica y no hay que temer que se ensucie tras el lavado, el aceite de argán no es graso.