Empresas Nacional Sectores

Soria: garantizará que el desplome del crudo se refleje en el precio de la gasolina

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha recordado que el precio del combustible de automoción no depende solo del precio del barril de petróleo o de su cotización internacional. Soria ha asegurado que el Gobierno ya ha tomado medidas a lo largo de la legislatura para paliar su subida y para garantizar que las variaciones de precio de crudo se trasladan también al precio de venta al público.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, la “popular” Teófila Martínez ha expresado la preocupación de los ciudadanos por la subida del precio de los combustibles, que se recoge mucho más rápido que cualquier bajada en el barril de petróleo. Y ha alertado de la importancia de este factor tanto para la economía en general, por la alta dependencia exterior de España, como para cada ciudadano.

Durante su réplica, el titular de Energía ha explicado que en la segunda mitad de 2014 el precio del barril de petróleo bajó de 115 a 55 dólares, aproximadamente, a la par que bajaba también la cotización internacional de los carburantes (-48% para gasolina y -40% para diésel).

No obstante, explicó que si el precio de venta al público sólo se redujo un 21% en el caso de la gasolina y un 18% en el caso del gasoil es porque “la materia prima es sólo una parte del precio de venta, ni siquiera la más importante”, ya que el 65% del litro de combustible corresponde a impuestos y márgenes de beneficio.

Por eso, ha continuado Soria, el Ministerio de Industria modificó en 2013 la Ley de Hidrocarburos para “incrementar la competencia”, lo que ha permitido que “hoy haya más estaciones de servicio independientes”. Pero, además, la nueva reforma de dicha normativa, que este jueves afrontará su debate de totalidad en el Congreso, introduciría “nuevas modificaciones” que también repercutirán positivamente en el control de los precios.

Algo positivo para una economía como la española, que importa el 99,5% de los hidrocarburos, ya que “hace bajar la factura y repercute directamente en el saldo de la balanza comercial, de la balanza de pagos y del saldo del sector exterior”. “Y eso va directamente a crecimiento de la economía”, ha zanjado el ministro.

EUROPA PRESS