Nacional Política Sectores

Suben los salarios de los empleados públicos y caen los de los asalariados

La remuneración media de los asalariados pasó de caer un 0,5 por ciento al cierre de 2014 a crecer un 0,9 por ciento al cierre del primer trimestre, según los datos de Contabilidad Nacional publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), si bien estos datos esconden matices.

La CEOE explica en un comunicado que parte de esta notable aceleración se debe a la devolución en enero del 25 por ciento de la paga ‘extra’ de la Navidad de 2012 de los empleados públicos, que fue suprimida por el decreto ‘antidéficit’ de mayo de ese año.

El Servicio de Estudios de la patronal estima que la remuneración por asalariado en el sector público creció realmente un 2,8% en el primer trimestre, frente al descenso del 0,8 por ciento en el último de 2013.

En cambio, la remuneración por asalariado también repuntó, aunque con mucha menos intensidad, al pasar de una caída interanual del 0,3 por ciento al cierre del pasado ejercicio a un incremento del 0,3 por ciento hasta marzo de 2015.

Por sectores, destaca cierta heterogeneidad, puesto que mientras en la agricultura y en la construcción la remuneración por asalariado disminuyó, en la industria y en los servicios se registró un aumento.

Por su parte, la patronal señala que la productividad aparente por trabajador, medida en términos de puestos de trabajo equivalente a tiempo completo, continuó disminuyendo en el primer trimestre (-0,1 por ciento), aunque de forma menos intensa que en el último trimestre de 2014.

“Esto se debe a que los tres primeros meses de 2015, la aceleración del PIB fue mayor que la también registrada por el empleo”, precisa la CEOE.

Además, el repunte de la remuneración por asalariado ha llevado al coste laboral unitario (CLU) a crecer en tasa interanual un 1 por ciento, lo que supone el segundo incremento del CLU desde 2010, cuando comenzó a disminuir.

CEOE señala que el otro incremento se produjo en el último trimestre de 2013 y se produjo por un efecto comparación con 2012, cuando fue suprimida la paga ‘extra’ de los empleados públicos.

Europa Press