Economía

Subidas generalizadas en Europa en vísperas de la reunión del BCE

El Ibex ha cumplido con creces el objetivo propuesto para hoy: recuperar los 9.000 puntos. Tras comenzar un tanto dubitativo, el sector bancario y el repunte el petróleo a lo largo de la sesión le han hecho subir un 1,95% hasta los 9.147 puntos.

También se han registrado subidas en otros índices europeos, aunque mucho más moderadas: Eurostoxx +0,95%, CAC +0,56% o DAX +0,69%. En EE.UU. los índices cotizaban con signo mixto con la carga de los decepcionantes resultados de Coca  Cola. No obstante, el índice VIX de volatilidad (que suele comportarse de manera inversa a las bolsas de Wall Street) sigue cayendo y ya se encuentra en mínimos desde agosto.

El petróleo ha iniciado la jornada en terreno negativo tras conocerse que la huelga de trabajadores del sector en Kuwait había finalizado, por lo que el cuarto mayor productor de la OPEP  recuperará su nivel de producción en los próximos días. Sin embargo, los precios del crudo han empezado a cotizar en verde tras conocer los datos de producción la agencia EIA americana. Durante la semana pasada, la producción de crudo en EE.UU. descendió en 24.000 barriles diarios hasta 8,95 millones, lo que supone su menor nivel desde octubre de 2014. Al cierre de la sesión europea, el barril Brent cotizaba en máximos anuales con subidas del 1,6% hasta los 44,70 dólares por barril.

Sin motivo aparente, la jornada ha sido muy propicia para los bancos: BBVA +5,7%, Popular +4,1%, Santander +3,6%…Entre medias se han colado valores como Mapfre y Madiaset con repuntes cercanos al 5%. En la parte baja, lo peor se lo han llevado compañías como Gamesa (-2,6%) e Indra (-1,4%).

Dentro de la agenda macroeconómica, destacan las cifras de empleo de Reino Unido, que podrían estar dando síntomas de enfriamiento a unos meses del crucial referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea. La tasa de paro se mantuvo en marzo en el 5,1%, pero está creciendo el número de personas en busca empleo.

De cara a la reunión que celebra mañana el BCE, nadie espera cambios en la política monetaria. Menos aun después de ver la evolución de los precios del crudo y del IPC, que en el mes de marzo saltó desde el -0,2% hasta el 0%.

El organismo tampoco revisará las previsiones de crecimiento ni inflación, por lo que lo más interesante será analizar los comentarios que pueda hacer Mario Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión. A buen seguro se le preguntará por los detalles sobre la compra de bonos corporativos que anunció en la reunión de marzo: ¿cuánto comprará el BCE cada mes?, ¿lo hará solo en el mercado secundario?, ¿qué pasará si compra bonos de una empresa que pierda el grado de inversión por parte de las agencias de rating?

Mañana también se prestará atención a los resultados de Bankinter, que será el primero de los bancos españoles en publicar resultados del primer trimestre. El mercado espera conocer datos sobre la presión en los márgenes de intereses en el sector y sobre la evolución del crédito, y confía en que los ratios de capital sigan mostrando el buen tono de anteriores ocasiones.

Felipe López-Gálvez, Selfbank