Política Sectores

“Suiza ya vive sin secreto bancario”

El intercambio de datos informático entre España y Suiza  no es viable a corto plazo. Así lo declara Begoña Montoro, consejera económica y comercial de la embajada española en Suiza en una entrevista en Gestiona Radio. Explica que la comunidad internacional lleva muchos años luchando por este modelo de intercambio ya que actúa” no sólo en el escenario de sospecha por fraude sino de evasión fiscal”.  Estos cambios se han ido incorporando  en el convenio entre España y Suiza para “evitar la doble imposición bilateral”.

Montoro informa de que la última modificación en el convenio  entro en vigor el año pasado, donde se han dado pasos a favor de este sistema de información pero “siempre y cuando esto se convierta en un estándar internacional”.

Aun así la consejera económica ha declarado que aunque es un mercado bastante pequeño, “a las empresas españolas que tenemos aquí les va muy bien”, ya que aunque el mercado suizo, es un mercado en el que “cuesta introducirse , los suizos son bastante leales a sus empresas”.

Los clientes extranjeros que deseen abrir cuentas en Suiza tendrán que presentar una documentación en la que se certifique que se trata de fondos declarados, informa la consejera de la embajada suiza, no obstante “el secreto bancario forma parte de la cultura suiza” por lo que “va a llevar varios años que  quede limitada tanto en los clientes extranjero como a los nacionales”

Montoro explica que en el ámbito interno” ya se han hecho importantes avances” respecto al secreto bancario, debido a que” ya se está modificando una ley que incrementa la transparencia de los bancos cantonales”.

“El gobierno federal ha estado durante estos últimos años introduciendo medidas de acompañamiento al acuerdo de libre circulación de trabajadores”

Respecto al pasado referéndum del 9 de febrero respecto a la inmigración, lo que la consejera de la embajada suiza avanza es que el Gobierno general de Suiza propondrá este verano una primera propuesta de ley respecto a la ley de circulación de trabajadores.

Montoro recuerda ese resultado podría suponer “la reintroducción de las cuotas de entradas de extranjeros”

Montoro recuerda que Bruselas “está muy disgustada con esta decisión” ya que “este nuevo referéndum incumpliría el acuerdo de libre circulación de trabajadores” lo que según la cláusula de Guillotina “supondría la caída de los acuerdos de naturaleza comercial y bilateral”

Esta normativa no se desarrollará hasta dentro de tres años, según informa la consejera de la embajada, aunque “el gobierno federal ha estado durante estos últimos años introduciendo medidas de acompañamiento al acuerdo de libre circulación de trabajadores”, como por ejemplo la obligación de notificar a la  administración general y cantonal la entrada de empresas, trabajadores o autónomos bajo sanción de multa,  respecto a esto Montoro alega que “estamos luchando para que estas medidas sean suavizadas