el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo