España y Portugal analizan la subida de la luz