Empresas

Telefónica y BQ lanzan el primer móvil europeo con sistema operativo Cyanogen

Telefónica ha anunciado hoy un acuerdo con el fabricante de telefonía español BQ para comercializar el primer modelo europeo de teléfono móvil con el sistema operativo Cyanogen, basado en Android pero que ofrece mayor flexibilidad al usuario.

En la presentación de esta colaboración entre ambas compañías, Telefónica ha anunciado que los primeros terminales con este software empiezan a comercializarse hoy en España y que antes de final de año llegarán a Alemania y Reino Unido.

La multinacional ha asegurado además que estos dispositivos aterrizarán en el resto de países donde opera durante el año que viene.

El sistema Cyanogen, desarrollado por la empresa californiana del mismo nombre y utilizado por más de 50 millones de personas en el mundo, está basado en el código abierto de Android y permite una mayor personalización del terminal, al ofrecer al usuario la posibilidad de elegir los programas de Google que quiere instalar de inicio.

El director global de la Unidad de Terminales de Telefónica, Francisco Montalvo, ha asegurado que la compañía elige Cyanogen porque quiere que los consumidores “sepan lo que están haciendo” con su sistema operativo.

“Pocos conocemos la cantidad de información que el “smartphone” (teléfono inteligente) obtiene de nosotros. Queremos que los consumidores sean conscientes de lo que las aplicaciones están haciendo con sus datos”, ha añadido.

El responsable de Telefónica ha querido recordar que este sistema “es un producto 100 % Android”, una variación aprobada por Google, por lo que el consumidor va a poder tener una experiencia “totalmente Android”.

Montalvo también ha dicho que Cyanogen ayuda a optimizar el rendimiento de los dispositivos móviles, lo que redunda en una mayor autonomía y rendimiento.

Por su parte, el socio fundador de BQ, Rodrigo del Prado, ha subrayado la “capacidad de personalización” de este sistema, así como la mayor autonomía que produce, “caballo de batalla” de su compañía.

EFECOM