Política Sectores

Teresa Romero pide una indemnización de 150.000 euros por atentar contra su honor

 

Foto: GTRES
Foto: GTRES

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que superó el virus del ébola, ha solicitado una indemnización de 150.000 euros al consejero madrileño de navidad, Javier Rodríguez, por atentar “gravemente” a su honor por acusaciones “falsas” en relación a su contagio del virus al manifestar que puedo haber mentido con sus síntomas.

Este lunes se ha presentado el acto de conciliación como paso previo a la interposición de una demanda. En este acto los abogados tratará que Rodríguez esa indemnización, cuya cuantía irá destinada a varias ONG y protectoras de animales. Si no se llega a un acuerdo, se interpondrá la demanda civil, cuyo principal objetivo es que “se limpie la imagen de Teresa“.

En el trámite de conciliación previa, no es necesario que se presente personalmente el consejero madrileño de Sanidad, pero sí un representante con poderes notariales. Se especifica que se trata de “una demanda de juicio ordinario relativa a la protección del derecho al honor y a la intimidad” de Teresa Romero, quien estuvo casi un mes en una habitación de aislamiento del Hospital Carlos III de Madrid.

La defensa afirma que el demandado atentó entonces gravemente el honor de Teresa afirmando manifestaciones tales como “quizá porque sospechaba que estaba infectada, durante toda la semana prácticamente no salió de su casa” o “porque después de ir al médico se fue a la peluquería y la estuvieron depilando” o “está paciente nunca superó esta cifra, también es verdad que a raíz de los resultados nos pudo estar mintiendo, pero eso lo pongo yo de mi cosecha”. También menciona que en un programa de televisión, el dirigente popular señaló el 9 de octubre que “reconocer el fallo a tiempo hubiera hecho que los protocolos de actuación se hubieran activado antes”. “Ha tardado días en reconocer que pudo tener un fallo al quitarse el traje. Si lo hubiera dicho antes, habríamos ahorrado mucho trabajo”, dijo.

Por todo esto la defensa sostiene que “las declaraciones vertidas por Francisco Javier Rodríguez son rotundamente falsas y atentan claramente contra los derechos constitucionales del honor e intimidad” de Teresa Romero.

Fuente: Europa Press