Toxo (CCOO) insiste en que el pacto de estabilidad es “perseguir un imposible”

El secretario general de Comisiones Obreras pide un modelo laboral de “alto standing”

“Perseguir un imposible que exige un esfuerzo tal que no lo soportaría ni la economía ni el bienestar social”, así ha calificado Ignacio Fernández Toxo, secretario general de Comisiones Obreras, el pacto de estabilidad que España acordó con Bruselas. Compromisos obligados que de no flexibilizarse en los próximos meses acarrearían nuevos sacrificios que afectarían de plano al empleo y al estado de bienestar, precarizando aún más el mercado laboral e incrementando las desigualdades.

Tal y como avanzó la pasada semana tras su reunión con el líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, el secretario general de Comisiones, ha insistido en que  “hay que revertir la dieta fiscal” puesta en marcha por el Partido Popular. Toxo ha criticado la Reforma impulsada por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, por su incapacidad para solventar el “problema de ingresos” que tiene España y que nos sitúa más de 7 puntos por debajo de la media de recaudación en Europa. “Debemos intentar la renegociación con Bruselas, ya que tenemos necesidades que requieren el uso de todos lo márgenes posibles”, reivindicaba durante un desayuno organizado por Nueva Economía Forum esta mañana.

Así, “España necesita un giro social, y esto hay que pagarlo, por lo que precisamos una apuesta económica, laboral y fiscal distinta. Un pacto fiscal en dirección contraria al del Partido Popular que no es sostenible”. En este sentido se ha referido a la propuesta de gasto de 96.000 millones de euros presentada ayer por Podemos de la que ha dicho que si bien “no hemos colaborado en ella y lo cierto es que tiene mucho espacio en blanco” hay que reconocer que “es la única que incorpora una memoria económica”.

En el ámbito de las relaciones laborales Toxo ha reiterado que la negociación colectiva debe volver a ser protagonista en el desarrollo del nuevo Estatuto de los Trabajadores, algo que “no es cuestión de seis meses”, reiterando que sea cual sea el nuevo Gobierno se deben derogar las dos últimas reformas laborales y volver a dar primacía al convenio sectorial frente al de empresa.

Respecto al modelo laboral que España debe tomar como ejemplo ha sido claro “mirémonos a nosotros mismos. No a Dinamarca ni a Alemania”. Toxo ha pedido que se recompongan las formas de entrada y salida del mercado laboral “hay que erradicar el despido libre y establecer garantías”. Asimismo ha destacado que se debe evitar “que se cronifique el desempleo de larga duración” para lo que es necesario avanzar en “el problema de la cualificación inadecuada”, lamentándose de que “en lo que toca a la formación no nos hemos puesto de acuerdo”. En este punto también ha pedido un mayor desarrollo del Plan de Garantía Juvenil cuyos recursos “no hemos utilizado”.

Labor que se debe acompañar de un cambio en el modelo productivo cuyos pilares sean la industria y la ciencia para dar paso a un marco de relaciones laborales de calidad y sostenible en el medio y largo plazo, “a un modelo low cost no se le puede pedir la creación de empleo de alto standing“, apostillaba.

Salarios, Bankia y valores

Además del impulso de las inversiones que necesita España y que, en palabras de Toxo, requiere de un “plan europeo que opere como motor de una economía que está gripada” y que vaya más allá del las intenciones del Plan Juncker -y que ha calificado como “operación de mera propaganda”-, se debe atajar la devaluación salarial de los últimos años. “Los salarios son la clave para recuperar la riqueza. Deben empezar a crecer y ganar capacidad adquisitiva de manera real”. Siendo el SMI (Salario Mínimo Interprofesional) el punto de partido sobre el que ha dicho que “en 2005 pactamos con el PSOE subirlo a 800 euros”.

No ha sido esta la única crítica que ha vertido sobre los socialistas. Según el secretario general de CCOO “en el programa de Sánchez no cabe la banca pública” y ha desvelado que durante la reunión de la pasada semana lo único que le habría confesado el líder de los socialistas al respecto es que “vamos a cumplir con el compromiso que tenemos con Bruselas”.

En el plano más político, ha pedido avanzar en un gran pacto liderado por un gobierno progresista con el objetivo de evitar ir al escenario “más probable y más indeseable” que es el de unas nuevas elecciones generales. Criticando la escasa capacidad de diálogo y negociación de la clase política, ha reclamado “volver al espíritu de los Pactos de la Moncloa”, instando además a los grupos a tomarse “el tiempo necesario para construir acuerdos sólidos pero en el menor tiempo posible”.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies