PYMES

Tres ex-Googlers forman una empresa en España y triunfan

Toni Fernández, DIGITAL MENTA

DIGITAL MENTA, empresa creada por tres ex empleados de Google que buscaron suerte en nuestro país, ha logrado triunfar en España gracias a un modelo empresarial conciliador y eficaz.

La empresa, una agencia de AdWords, Facebook Ads y publicidad digital fundada por los ex empleados de Google Toni Fernández, Daniel Quiles y Gerard Hoogeveen, ha conseguido ser la tercera empresa con más certificaciones de Google en España y mejorar el ROI de sus clientes entre un 30 y un 40% en solo dos años y medio de vida.

Los tres socios guardan gratificantes recuerdos de su pasado en Google,“Trabajar en Google fue como estar en el mundo de Willy Wonka o en la película Big, entre salas de juego, consolas, legos y mesas de Ping-Pong”, afirma Toni Fernández, CEO de DIGITAL MENTA.

“Había un ambiente excepcional y su plantilla está formada por buenos profesionales. Allí uno aprende a enfrentar problemas complejos y a desarrollar una gran apertura social. Google es una máquina perfecta de hacer dinero y con equipos muy bien engrasados, porque el 99% de las personas en España busca en Google”, explica.

Para Fernández todo comenzó el día que se marchó de España junto a su mujer gracias a una beca del ICEZ. Se instaló en Bogotá donde empezó a trabajar para Google en una sede de reciente creación, “empezamos en una oficina compartida y sin ventanas”. Fue tiempo después cuando Google apostó por crear una impresionante sede con salas ambientadas en parques naturales, baristas internos, reuniones de equipo con comida internacional y situaciones deseadas por muchos: “te dejaban tiempo para ver el fútbol con cervezas”, recuerda.

El retorno del talento: la vida después de Google

Cuando nos marchamos de Google sabíamos que estábamos dejando atrás algo muy importante, porque todo el mundo quiere trabajar allí”, dice Fernández. La motivación esencial para marcharse fue emprender “un reto personal de comenzar algo nuevo y propio. Aún en Google y “tras una serie de conversaciones por Skype en pijama entre Bogotá y Dublín -con su hoy socio y también ex Googler Daniel Quiles- finalmente quedamos para comer en Valencia. Fue como una cita a ciegas. Nos entendimos y nos asociamos”.

Todo esto ha llevado a la fundación de DIGITAL MENTA en 2014. Estos jóvenes empresarios de menos 35 años han adaptado el estilo empresarial de Google a su nueva compañía y el resultado ha sido muy positivo: “Intentamos mantener el espíritu de Google de hace unos años, cuando era más libre, creativo y asociado a la diversión. Apostamos por una cultura de empresa basada en una buena gestión de recursos humanos, buenos sueldos y ambiente colaborativo. Y hemos conseguido esa libertad para divertirnos”.

Estamos en el siglo XXI y todavía existen muchas empresas con organizaciones y actitudes que parecen sacadas de la revolución industrial con un capataz máximo que ordenaba a sus trabajadores a trabajar hasta la saciedad por un mísero jornal. Obviamente pocas empresas quedan así, pero hay mucho que avanzar a nivel de cultura empresarial en nuestro país y en muchos otros”, afirma.