Edición Limitada

Tres pasos para dominar el miedo a la pobreza

La mayoría de la gente está dispuesta a renunciar a cosas que son mucho más valiosas que el dinero con tal de obtener más de éste: se exigirá  ir mucho más allá de sus obligaciones pasadas, a renunciar a pasar tiempo con su familia y amigos, e incluso devastar su salud. Sin embargo el dinero no es más que un medio de intercambio que sólo permite simplificar el proceso de crear, transferir y compartir valor dentro de una sociedad.

Te propongo, 3 pasos claves, sencillos y necesarios para empezar a dominar el miedo a la pobreza:

  •  El poder de tus creencias sobre el dominio de tus comportamientos.

Es muy común, tener asociaciones contradictorias acerca de lo que cuesta  ganar dinero, así como de lo que significaría tener un exceso del mismo. El cerebro, solo reacciona cuando establece una clara asociación acerca de lo que necesita evitar y hacia lo que necesita moverse. En el caso del dinero, a menudo enviamos señales contradictorias y por eso obtenemos resultados contradictorios.

Decimos que el dinero nos proporciona libertad, oportunidades… Pero paralelamente creemos que, para acumular dinero en abundancia, tendremos que trabajar mucho más duro y durante más tiempo, que seremos ya demasiado viejos como para disfrutarlo o que seremos juzgados por los demás. Así, ¿para qué intentarlo?

Algunas personas experimentan resentimiento con respecto a aquellas otras que tienen éxito económico y a menudo suponen que si han ganado mucho dinero, tiene que haber hecho algo malo para aprovecharse de los demás. El mensaje que enviamos al cerebro con este tipo de pensamiento es algo como “tener exceso de dinero es malo”. Por tanto que también seríamos “malas” personas si nuestra economía fuera muy bien. De este modo nos condicionamos a evitar esta misma abundancia económica que necesitas y deseas.

  • No pensar que tener éxito financiero es algo muy complicado.

Responsabilizarse uno mismo de comprender las finanzas implica empezar a liderar nuestro destino económico. No debemos sentirnos limitados por creencias acerca de la complejidad de las finanzas. Lo primero que debemos de hacer, es usar un sistema con la Programación Mental (Neurologística, entre otros) con objeto de condicionarnos para alcanzar el éxito. Asóciate con todas las grandes cosas que podrías hacer con tu familia, y la paz mental que experimentarías si dispusieras de verdadera abundancia financiera.

  • Eliminar tu percepción de escasez.

La mayoría de la gente cree vivir en un mundo limitado. Esta filosofía lleva a pensar que para poder ganar alguien tiene que perder. Un juego en el que la suma final es cero.  Todo lo contrario.

La verdadera riqueza, según el economista Paul Pilzer, procede de la habilidad para practicar la “alquimia económica” -transformar algo de poco valor en algo con un valor significativamente mayor-.

Los ricos de hoy son verdaderos alquimistas financieros. Han aprendido a transformar algo común en algo precioso y han recogido los resultados económicos que se derivan de la transformación.  Es el caso de Steven Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg, encontraron caminos para tomar cosas de valor oculto (ideas, información, sistemas) y organizarlas de forma que permitiera a más gente usarlas. Al encontrar este valor, crearon imperios económicos.

Sergio Llul

Motivador y estratega de vida