Nacional Política Sectores

Trías consigue salvar el Barcelona World Congress Mobile de la ‘ejecución’

Los empresarios consternados ante “la frivolidad, la demagogia y el desconocimiento” de partidos como el de Ada Colau

El Barcelona Mobile World Congress (Barcelona MWC)  se salvará de la quema a la que Ada Colau, la que se presume será alcaldesa de Barcelona en los próximos días, quiere someter muchos de los grandes desarrollos de la Ciudad Condal. Según ha afirmado Felip Puig, Conseller en cap de la Generalitat de Cataluña, en el programa Pulso Empresarial de Gestiona Radio, Ada Colau “ya ha aceptado” dar marcha atrás en un proyecto que cabe recordar fue aprobado por unanimidad hace pocas semanas.

“Está  bien orientado y no habrá rectificación al menos durante 8 años”, ha asegurado Puig. Los 450 millones  de euros que dejó la última edición del Barcelona MWC que revierten en políticas de corte social habrían sido los argumentos empleados por el hasta ahora Alcalde de Barcelona, Xavier Trías, quien le habría expuesto la necesidad de firmar el contrato antes de acabar el periodo legislativo, .

Lo que por el momento permanece a la espera de juicio es la Fórmula 1. De suprimirse el campeonato la capital catalana dejaría de ingresar 200 millones de euros, eso sin contar los puestos de trabajo directos e indirectos en los que revierte un circuito que funciona 320 días al año. “Sería una pérdida importante para el mundo del deporte, de la automoción y para la creación de riqueza. Antes de tomar ciertas decisiones hay que analizar los efectos y garantizar que la recuperación tiene una vertiente de reparación social a partir de la creación de puestos trabajo”, explicaba el Conseller.

 

Con respecto a la paralización del hotel de lujo que el grupo KKH tenía previsto construir en la torre Deutsche Bank, Puig se ha mostrado rotundo y ha insistido en que “hay una carga de demagogia y desconocimiento cuando no se valoran los efectos positivos de los proyectos”. En este punto ha afirmado que no descarta que, de llevarse a cabo las intenciones que se recogen en el programa de la activista catalana, afecten a más inversiones. Por ello “ahora es cuando la Generalitat debe apostar firmemente por defender y salvaguardar los proyectos que más allá de la frivolidad demagógica y populista”.

Felip Puig ha insistido en que entre el conjunto de los empresarios se respira un ambiente de “consternación con un cierto espíritu crítico”. De hecho, el colectivo se encuentra a la “expectativa a ver si empiezan a caer en contradicciones, algo que económicamente sería positivo”

No se opondrá

A pesar de que “Barcelona podría perder su posición como ciudad turística, tecnológica y su actrativo para las inversiones extranjeras”, Xavier Trias no se opondrá a la gobernabilidad de la lideresa de Barcelona en Comú. En este sentido Puig ha explicado que “Trías ha manifestado que no alterará el resultado popular. Espero que además de ser alcaldesa pueda formar un gobierno fuerte y estable”.

Por otra parte tras alabar la gestión de Trias al frente del Ayuntamiento, “ha sido espectacular” ha acusado de “desconocimiento y demagogia” a Ada Colau por no valorar los efectos positivos de algunas de las decisiones, como ejemplo las becas comedor a las que en 2.010 -último gobierno tripartito de izquierdas-  se destinaron 2,5 millones de euros mientras que el año pasado el importe ascendió a 8,2 millones.

Para terminar el periodista y director de Pulso Empresarial le ha preguntado si Barcelona hubiese llegado a ser sede olímpica  de haber estado Ada Colau de alcaldesa. Puig ha sido contundente “sinceramente NO. No hubiera habido la capacidad de conectar con la centralidad de la ciudad de la sociedad catalana y conciliar pactos y concentraciones muy importantes. Es partidista, sectaria y con una ideología de confrontación que no está orientada a ser laa alcaldesa de todos”.