Política Sectores

Grecia y la Troika negociarán a partir del miércoles

No ha habido acuerdo. Grecia ha vuelto a tensar la cuerda con la Eurozona y ha acabado con la paciencia de los ministros que componen el Eurogrupo. Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, ha anunciado que las reuniones entre la Troika (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y el BCE) comenzarán pasado mañana para discutir las reformas que deben producirse en Atenas para seguir recibiendo fondos de Europa.

“Llevamos dos semanas discutiendo quién tiene que reunirse con quién, dónde y en qué formato y eso es una pérdida de tiempo”, ha afirmado hoy Dijsselbloem.

A la entrada a la reunión, el presidente del Eurogrupo ha pedido al gobierno de Tsipras “ponerse a trabajar” y “buscar acuerdos” para desbloquear el último tramo de pago del rescate heleno. Por otro lado, Luis de Guindos, ministro español, ha insinuado la posibilidad de que Atenas no pueda hacer frente a sus pagos con los acreedores a finales de este mes.

En la reunión de hoy, los ministros del ramo han estudiado el plan de reformas de Yanis Varoufakis que pretenden aumentar la recaudación fiscal, reducir la burocracia e implementar varias medidas sociales. Sin embargo, Dijsselbloem ya rechazó la semana las propuestas helenas al considerarlas escasas para adelantar cualquier pago.

Grecia solicitó el pasado 20 de febrero la prórroga durante cuatro meses del actual plan de asistencia financiera para continuar con el derecho a recibir los últimos desembolsos.  “Hemos perdido dos semanas en las que se han hecho muy pocos progresos. Las negociaciones reales todavía no han empezado, y no se ha aplicado nada, así que debemos dejar de perder tiempo y empezar el diálogo seriamente”, ha expresado el presidente del Eurogrupo.

Más contundente se ha mostrado Luis de Guindos con la situación financiera griega. El titular de economía español ha recalcado que el estado de la economía helena es preocupante y que si no recibe la ayuda de Europa, no podrá hacer frente a sus obligaciones. “Sabemos que la situación de liquidez, como ha dicho el propio Gobierno griego, no es buena, no es boyante” ha explicado de Guindos en Bruselas.  “Los servicios técnicos tienen que trabajar, tienen que analizar la situación fiscal, la situación económica y después, como hemos acordado en el Eurogrupo, en el mes de abril hacer una primera valoración de las medidas y de dicha situación”, ha resaltado Guindos. “Lo ideal sería que los servicios técnicos ya hubieran empezado a tener contactos con las autoridades griegas”, ha añadido.