Política Sectores

Uber vuelve a Madrid, más ‘débil’ que antes

Desde Fedetaxi se considera que el regreso se ha fundamentado en la ‘preocupante’ pérdida de cuota de mercado que estaba sufriendo

La actividad de Uber  fue prohibida en España a finales de 2014 por no cumplir con la normativa vigente. Este miércoles, algo más de un año después, la plataforma vuelve a reactivar su actividad en el corazón de España. La aplicación móvil ha vuelto a Madrid, rebautizada como uberX, aunque esta vez sus vehículos cuentan con licencia VTC.

“Miles de españoles usan Uber para moverse en ciudades de todo el mundo y, a partir de hoy, podrán hacerlo también en Madrid”, anunció Carles Lloret, manager general de la compañía para el Sur de Europa sobre esta cuestión.

Sin embargo, este retorno, que se debería considerar como ‘triunfal’ por la multinacional norteamericana, cuenta con algunas sombras, como es el tamaño de su flota o el factor de que su actividad se limite exclusivamente a la capital.

Un retorno precipitado

De hecho, desde Fedetaxi, organización representativa de los taxistas en España,  ratifican que el regreso se produce “precipitadamente y sin flota suficiente para prestar un servicio de calidad a los usuarios”.

Desde Fedetaxi se considera que “la debilidad de Uber ha quedado más patente que nunca”

Desde la federación se considera que la debilidad de Uber ha quedado más patente que nunca, ya que desde la propia multinacional se aseguró que precisarían de 5.000 VTC para cumplir su función con calidad en una capital como Madrid. Sin embargo, en la actualidad la flota es de apenas 350 vehículos.

Fedetaxi ha confirmado, también y a través de una nota de prensa, que “la verdadera razón de su urgencia en activar de nuevo la aplicación en Madrid se debe a que estaba perdiendo la guerra por monopolizar el mercado de transporte de viajeros con otras aplicaciones que sí se ajustaron a la normativa para operar en el mercado y que actualmente la han ganado la partida en el segmento de vehículos con conductor (VTC)”.

Sobre la prohibición anterior, Miguel Ángel Leal, presidente de la organización ha declarado que “Uber entró en el mercado como una red ilegal de transporte y por eso fue prohibida (…) A ver qué hacen ahora, porque sus antecedentes no son limpios”.

Alianza vital con la CNMC

Sin embargo al negocio, con sede en San Francisco, le ha salido en España un aliado que le está resultando vital: la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). De hecho, desde el sector del taxi se considera que este ‘adalid’ de la economía colaborativa se ha aprovechado del momento y el terreno preparado que le ha dejado la CNMC, ya que hace unos días lanzó un informe a favor de Uber.

Incluso, se ha acusado a la comisión de haber “excedido sus labores de regulador para convertirse en una agencia publicitaria a favor de la multinacional y en contra del sector público regulado por la ley”.

Una reunión por el futuro de los transportistas

Ante esta situación, sobre las 17:00 horas de este miércoles, se celebrará una reunión en la sede del Ministerio de Fomento que servirá como “cumbre de los transportistas de viajeros”. Al evento acudirán, entre otros, la propia Fedetaxi o Confebus.

Durante la cita se pedirá al futuro Ejecutivo, y a la CNMC, que actúen para respetar la ley y las reglas de la competencia leal y transparente. “Estamos hartos de presiones de los lobbies económicos y multinacionales para que se privatice el sector del taxi”, ha destacado en este sentido el presidente de la Federación.

Diario Financiero