Política Sectores

UGT: Subir los salarios para evitar la pobreza

UGT critica la “trampa” de la devaluación salarial, y pide un crecimiento “moderado” de salarios

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, advirtió este lunes de que la consideración de España como país desarrollado puede quedar en “entredicho” de continuar el empobrecimiento de los salarios, el aumento de la precariedad y las “muy altas” cotas de desempleo.

Así lo señaló Méndez durante un encuentro informativo con motivo de las jornadas ‘Hacia un nuevo modelo económico y social en España’, organizadas por el sindicato en Madrid, en el que consideró que puede llegar a ponerse en duda el concepto de país desarrollado para España y otros países del sur de Europa.

En este sentido, subrayó la importancia de los salarios como “antídoto” para mantener las características de un país desarrollado, por lo que denunció la “utilización tramposa” de la devaluación salarial al ser presentada como devaluación interna.

A este respecto, explicó que en España ha tenido lugar una devaluación salarial que ha perjudicado a la capacidad económica del país, en vez de una devaluación interna tal y como se acordó en el pacto de 2012, firmado por sindicatos y patronal, con vigencia hasta finales de 2014.

Según Méndez, las organizaciones sindicales aceptaron el principio de devaluación interna con el objetivo de contrarrestar la “falta de maniobra” de la economía española en materia monetaria por el euro, y de producirse en paralelo una moderación de la evolución de los precios, una reducción de impuestos y precios regulados y una moderación de los beneficios empresariales para revertirlo en los trabajadores.

Sin embargo, “se ha generado esa trampa, la de confundir devaluación interna con devaluación salarial”, que ha tenido consecuencias como la contracción de la demanda, la falta de estímulo para los empresarios en materia de cualificación de trabajadores e investigación, desarrollo e innovación, unidos a una destrucción de 1.242 empleos por día desde el segundo trimestre de 2010.

Además, alertó sobre el hecho de que disponer de un trabajo retribuido no sea ya una garantía de “escape” de la pobreza. De hecho, ejemplificó Méndez, España es el tercer país con mayor pobreza entre los trabajadores con empleo retribuido a nivel europeo, superado solo por Rumanía y Grecia.

CRECIMIENTO SALARIAL “MODERADO”

El secretario general de UGT abogó por un crecimiento “moderado” de los salarios reales para impulsar la economía, por lo que la organización sindical trabajará para conseguir que los salarios en términos reales crezcan respecto a la evolución de los precios.

En esta línea, Méndez apostó también por trabajar por un modelo más “eficiente y productivo” y consideró que en la actualidad tiene lugar una “ficción aritmética” respecto a la productividad, ya que es “más virtual que real”, en tanto que su incremento se deriva de una “desaparición brutal” de puestos de trabajo.

Por ello, instó a llevar a cabo un cambio en el modelo productivo, puesto que el anterior “no es transferible” a la actualidad, por su “sobrecarga” en construcción.

EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD, LO “MÁS IMPORTANTE”

El secretario general de UGT se refirió también a los precios de la electricidad, a su juicio “mucho más importante” que el seguir insistiendo de manera “machacona” en la reducción de los salarios como mecanismo para mejorar la competitividad de las empresas.

En los últimos años, recordó Méndez, los salarios han perdido en términos reales “poder de compra”, mientras que, según Eurostat, el precio de la electricidad se ha encarecido en un 70%.

“Hay problemas muy serios en muchas empresas que nada tienen que ver con evolución de los salarios”, y es que “el problema es el precio de la electricidad, no proviene de los salarios”, sostuvo el representante sindical.

“VUELCO” A LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, recordó que desde la organización sindical se creó un grupo de técnicos con el fin de “abrir una reflexión” en materia salarial con los empresarios.

Aunque es “difícil” la posición de un incremento de salarios de UGT, “nunca ha sido fácil”, apuntó Ferrer, quien pidió que los empresarios reflexionen, ya que los salarios “pueden ser el motor tractor para impulsar la actividad económica”.

Así, desde UGT esperan reabrir el debate y dar un “vuelco” y una “nueva orientación” a la negociación colectiva, para que recupere su “propia autonomía”, tras haber quedado “intervenida” por los poderes públicos desde la reforma laboral de 2012, apostilló Ferrer.

Fuente: Servimedia