Sectores

Un millón de niños y adolescentes españoles tienen trastornos mentales

Un millón de niños y adolescentes españoles tienen trastornos mentales y uno de cada cinco (20%) desarrollará en su infancia o adolescencia un problema de desarrollo emocional o de conducta.
Esta es una de las principales conclusiones que se recogen en el ‘Libro Blanco de la Psquiatría del Niño y Adolescente’ que se presentó este jueves en Madrid, patrocinado por la Fundación Alicia Koplowitz, a través de su cátedra de Psquiatría Infantil, con motivo de su XX aniversario.

Las principales patologías que afectan a los niños y adolescentes españoles son los trastornos del desarrollo neurológico (discapacidades intelectuales, trastornos de la comunicación, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, trastorno específico del aprendizaje y los trastornos motores), el espectro de la esquizofrenia y otros trastosnos psicóticos, el trastorno bipolar y los relacionados con la depresión, la ansiedad, la alimentación, el sueño y el estrés, estos últimos en crecimiento desde el comienzo de la crisis económica.

Según el trabajo, en el mundo un 20% de los niños presenta trastornos mentales y en España esta situación afecta a uno de cada ocho menores de 18 años, es decir, a un millón de niños y adolescentes.

Según el director del libro, el doctor Celso Arango, la mitad de los trastornos aparecen por primera vez antes de los 14 años y más del 70% comienzan antes de los 18 años.

MÁS PACIENTES EN CATALUÑA Y NAVARRA

Por comunidades autónomas, el estudio desvela que son Navarra y Cataluña las que presentan una mayor prevalencia de las patologías relacionadas con la psquiatría del niño y el adolescente (40,65% y 40,25% respectivamente), mientras que el mayor índice de nuevos pacientes atendidos lo encabeza Castilla y León, con 16,84% nuevos casos.

Pese a la creciente importancia de la salud mental en niños y adolescentes, el Libro Blanco critica las grandes diferencias en cuanto a la distribución de los recursos, especialmente humanos, entre comunidades autónomas, porque la falta de profesionales específicos representa una importante barrera para ofrecer tratamiento y atención a los pacientes.

En este sentido, el doctor Arango alertó de que en España ninguna comunidad autónoma cumple los estándares internacionales de contar con 14 psiquiatras infantiles por cada 100.000 habitantes, ya que solo País Vasco, Cataluña y Navarra, precisamente las tres regiones ‘modelo’ en cuanto a psiquitría infatil y juvenil, cuentan con más de seis profesionales por cada 100.000 habitantes para atender esta patología.

Además, el documento también muestra los bajos volúmenes de actividad asistencial de España, las carencias de las estrategias de salud mental implantadas y la baja formación de esta patología que se ofrece.

RECOMENDACIONES

Para solventar estas cuestiones, y otras, el Libro Blanco reúne una serie de recomendaciones entre las que destacan el fomento de la promoción y la prevención de la psiquitría del niño y adolescente, la mejora de los sistemas de información y el registro de datos de los pacientes, la organización de los recursos locales, la dotación de mejores recursos y estructuras, el desarrollo de guías clínicas y terapeuticas y la implantación de programas de transción al colectivo de adultos, entre otras.

Asimismo, el doctor destacó que el 60% de los profesionales reclama la creación de una estrategia de salud mental común a nivel estatal y que el 37,9% piide que se desarrollen más actividades de prevención.

Fuente: Servimedia