Sectores

Un millón de viviendas en alquiler ‘burlan’ al fisco

Las regiones más afectadas son Canarias, Andalucía y Murcia

Ante el sorprendente dato de que existen más de un millón de viviendas alquiladas escapan al control del fisco, la Agencia Tributaria (AEAT) ha puesto el foco en los alquileres en negro para la Campaña de la Renta de este año, razón por la que ha incluido un mensaje informativo a través del sistema Renta Web, según se desprende de las estimaciones de los Técnicos del Ministerio de Hacienda

Por otro lado, existen 367.059 viviendas que se ceden de forma gratuita o a bajo precio, normalmente a familiares, las cuales en general no producen fraude porque el propietario aplica en el IRPF un porcentaje del valor catastral como renta imputada.

Los Técnicos de Hacienda, de hecho, clasifican a los propietarios en dos grupos: los caseros mayores que ya no necesitan una segunda vivienda y la alquilan para complementar la pensión, y los de aquellas familias que compraron una casa nueva durante el boom inmobiliario y arriendan la antigua para ayudar al pago de la nueva.

A pesar de todo, el arrendamiento sumergido ha disminuido 12,6 puntos desde 2007, año en el que los alquileres de este tipo alcanzaban unas cifras que representaban el 54,03 por ciento.

Se descubren más

La reducción en el IRPF del 60 por ciento del rendimiento neto del alquiler declarado –que hasta la reforma fiscal de 2015 llegaba al 100 por ciento si el inquilino tenía entre 18 y 30 años-  y unos rendimientos netos superiores al indicador público de renta de efectos múltiples se encuentran como algunas de las causas del afloramiento de los alquileres sumergidos.

El cruce de información de las deducciones estatal y autonómica de arrendamiento de vivienda habitual se convierte en otra de las causas por las que más se descubren este tipo de fraudes, unido a la campaña de comprobaciones realizadas por la AEAT, desde hace tres años, en aquellas viviendas con altos consumos eléctricos son altos y se declaran como ocupadas.

Desde Gestha se asegura que, aunque los alquileres sumergidos no tienen casi incidencia en la bolsa de fraude, son una muestra de la poca ambición de la AEAT para reducir la economía sumergida en nuestro país, que ya alcanza al 24,6 por ciento del PIB.

Murcia, Canarias y Andalucía, las más afectadas

Las comunidades autónomas más afectadas por este problema son Murcia, Canarias y Andalucía, superando en los tres casos el 50 por ciento. Por otro lado, son tres de las regiones españolas que más turistas reciben, por lo que incide mucho en agravar esta clandestinidad.

En el lado opuesto de esta situación, se encuentran Galicia, Castilla y León, y Aragón, con valores próximos al 20 por ciento para las tres comunidades.

Diario Financiero