Nacional Política Sectores

Un tercio de la población afirma que no puede ahorrar absolutamente nada al mes

El 90% de los consumidores compara precios antes de comprar

La capacidad de ahorro de los españoles sigue siendo reducida. Así lo constata el Segundo Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente que ha elaborado Rastreator.com, coincidiendo con la celebración de sus seis años de actividad en España. Según este informe, un tercio de la población afirma que no puede ahorrar absolutamente nada porque no tiene suficiente dinero.

El estudio confirma que en España existe una sólida tendencia al ahorro que se manifiesta no solo en la determinación de reservar parte de la renta, sino también en la intención de economizar los gastos buscando las mejores ofertas y comparando precios. Por ello, el informe destaca que existe un consumidor cada vez más crítico y menos fiel a las marcas y compañías.

En este sentido, los comparadores ya se han consolidado como como un recurso cotidiano de gran utilidad en los procesos de decisión de compra. Y es que antes de reservar, comprar o contratar un producto o servicio, nueve de cada diez consumidores compara precios, ya sea a través de Internet o visitando diferentes establecimientos.

Los sectores más consolidados

El sector de los seguros es en el que más se ha afianzado el hábito de la comparación con el fin de encontrar las coberturas deseadas al mejor precio y agilizar el proceso de contratación de las pólizas.

En el sector de las telecomunicaciones, sin embargo, esta práctica lleva años generalizada debido a la guerra de precios de las operadoras, que hace que el consumidor pueda evaluar constantemente los diversos productos que éstas ofrecen.  Por ello, siete de cada diez españoles comparan precios y características técnicas de las diferentes ofertas antes de contratar un servicio.

La preocupación de los ciudadanos por conseguir el máximo ahorro se ha trasladado también a terrenos como las propias finanzas personales y el consumo energético. Los datos muestran que los españoles realizan una planificación mensual de sus gastos e intentan tener un pequeño fondo de reserva para hacer frente a gastos imprevistos. Además, un 35 por ciento de los consumidores recurre a los comparadores de productos financieros.

Asimismo, el aumento en las facturas de la luz y el gas hace que el consumo energético sea una de las principales preocupaciones del 83 por ciento de los españoles.  Ante esta situación, tres de cada diez utilizan comparadores de energía para reducir el consumo y ahorrar en las facturas. De éstos, un ocho por ciento ha llegado a cambiar de proveedor al conseguir una mejor oferta.