Empresas

Una de cada tres empresas españolas exporta durante cuatro años seguidos o más

El número de exportadoras regulares creció un 11,4 por ciento en 2014

Cierto es que el consumo interno y la caída de la demanda de los países emergentes ha ralentizado el avance que desde el inicio de la crisis se venía produciendo en el sector exterior de España, sin embargo son cada vez más las empresas españolas, principalmente las pymes, que consolidan su presencia en los mercados internacionales. Durante 2014 el número de empresas exportadoras regulares -que exportan un mínimo de cuatro años consecutivos- alcanzó las 45.842, es decir un 11,4 por ciento más de las que lo hicieron en 2013 (41.168).

Destaca el avance de tres puntos que se ha producido en el colectivo de pymes que, con un 50,59 por ciento de peso específico en el grueso del sector, se colocan por primera vez desde 2012 por delante de las empresas con volúmenes de facturación en el exterior iguales o superiores a los 50.000 euros.

La interpretación de estos datos mueve al optimismo, ya que si muchas de las empresas que se decidieron a vender fuera de nuestras fronteras lo hicieron empujadas por el agotamiento de la demanda dentro nuestras fronteras, el aumento, por tercer año consecutivo, de aquellas que lo hacen con carácter regular se traduce en tanto en sostenibilidad dentro del mercado interno como en mayor competitividad y mejor posicionamiento en los mercados exteriores.

No obstante debemos mantener la alerta, ya que aunque el neto arrojó cifras positivas -fueron 9.063 las empresas que iniciaron o reiniciaron su actividad exportadora regular (36,7 por ciento más que en 2013)-, en 2014 se perdieron 4.389 compañías exportadoras regulares, 556 más que en el año inmediatamente anterior y 758 más que en 2012.

La paradoja: cae el total de empresas pero crece el volumen de ventas

A pesar de las buenas noticias, según el Perfil de la Empresa Exportadora de Icex, el número total de empresas que exportaron el año pasado cayó un 2,2 por ciento, en concreto se pasó de 151.160 compañías exportadoras a 147.731. Este retroceso se debería, según afirman algunos expertos a “las ventas puntuales de productos y servicios que se ven favorecidas por las operaciones comerciales a través de la red”. De hecho, aunque se perdieron 3.429 entidades, el volumen total de exportaciones superó los 240 millones de euros, un 2,5 por ciento más que en 2013.

En el desglose por Comunidades Autónomas, Granada, Lugo y Ceuta fueron las provincias en las que más se incrementó el número de empresas exportadoras (17,95 – 15,16 y 12,50 por ciento respectivamente). En la parte contraria de la tabla fue la ciudad autónoma de Melilla donde las ventas al exterior experimentaron la mayor caída, un 24,84 por ciento. Si atendemos a volumen fue Ceuta la que más creció con un llamativo 157 por ciento, más aún dadas las protestas del sector pesquero por las limitaciones a la exportación y la competencia que ejerce entrada de pescado ilegal marroquí.

Con el objetivo de consolidar la actividad exportadora de las empresas españolas a finales del pasado año Icex puso en marcha programas como Icex Target Usa, Icex Integra o Icex Consolida, éste último facilita ayudas de hasta el 50 por ciento de los gastos, gastos de constitución, primer establecimiento y promoción así como los destinados a defensa jurídica de la marca y homologación, con un tope máximo de 50.000 euros por beneficiario y según han afirmado fuentes al organismo “se renovará en 2015”.