Economía

Una nueva oleada de ventas deja al Ibex al borde de perder los 10.800

Las bolsas europeas navegan a la deriva en otra jornada de ida y vuelta, en la que los principales índices han pasado de subir un 0,8 por ciento por la mañana a cerrar con caídas que han rondado el -0,5 por ciento. En el caso del Ibex las pérdidas han alcanzado el -0,53 por ciento, que le han hecho retroceder hasta los 10.813 puntos.

Pesa y mucho el pesimismo sobre el acuerdo entre Grecia y sus acreedores, que cada vez parece más difícil. Los mercados confían en que las partes implicadas se pronuncien mañana en la reunión del Eurogrupo o el viernes en la del Ecofin y al menos informen a los mercados sobre el estado exacto de las negociaciones.

Al contrario que otras veces, los descensos en bolsa no se han trasladado a la renta fija. De hecho, la prima de riesgo española, que anteayer llegó a dispararse hasta los 170 puntos básicos y hoy amanecía en los 155, ha conseguido finalizar el día en los 150. Mañana tendremos oportunidad de medir el apetito de los inversores en relación a nuestra deuda, ya que el Tesoro español emitirá bonos  3, 5 y 8 años.

Mientras tanto, las bolsas de Wall Street subían tímidamente a la espera de la comparecencia de la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, que podrían centrar el tiro sobre cuándo se producirá la subida de tipos. En este sentido, según una encuesta de Bloomberg, el porcentaje de inversores que apuestan porque la subida de producirá en septiembre se ha reducido entre el pasado viernes y ayer martes desde el 53 por ciento hasta el 46 por ciento. A falta de conocer la fecha concreta y salvo sorpresas, la subida se producirá en este 2015.

Tan solo 7 de los 35 valores del Ibex ha podido esquivar los descensos, entre ellos Caixabank (+0,7 por ciento), Acciona (+0,5 por ciento), Indra (+0,5 por ciento) o Gamesa (+0,1 por ciento), que dejó ayer buen sabor de boca después de publicar su nuevo Plan Estratégico. En el lado de las caídas se han situado Grifols (-1,9 por ciento) y FCC (-1,8 por ciento), entre otros.

Más allá del selectivo, el protagonista en la bolsa española ha sido Amper, que hoy tenía marcada la fecha en el calendario ya que comenzaban a cotizar casi 400 millones de acciones nuevas fruto de su reciente ampliación de capital. Sus títulos han cerrado en los 0,18 euros, es decir, un -70 por ciento respecto al precio de ayer. El desplome ha llegado a ser incluso superior a lo largo de la mañana, cuando sus acciones se han llegado a negociar a 0,13 euros.

En la agenda macroeconómica lo más relevante ha sido el dato final de IPC de mayo en la zona euro, que se sitúa en el 0,3 por ciento y viene a confirmar la recuperación en la inflación de la región. Así pues, muestra un aumento en el nivel de precios que no se veía desde noviembre de 2014. Sin embargo, el IPC subyacente (que excluye alimentos frescos y combustibles) nunca llegó a estar en negativo. Crece desde el 0,6 por ciento en abril hasta el 0,9 por ciento en mayo.

Selfbank