Opinión

Unicef ¡Contratada!

Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas han intensificado sus ayudas para llegar a la población afincada en áreas remotas de Sudán del Sur, donde el número de niños en riesgo de muerte por desnutrición se ha disparado. En torno a 235.000 niños menores de cinco años necesitarán tratamiento contra la desnutrición aguda este año, según estimaciones de Naciones Unidas, lo que supone más del doble del año anterior. Asimismo, otros 675.000 niños requerirán ayuda contra la desnutrición moderada y grave.

“Muchas personas expulsadas de sus hogares tienen que caminar durante días sin nada que comer hasta que llegan a ciudades como Bentiu, con la esperanza de encontrar ayuda. Algunos de ellos, sobre todo niños, llegan tan gravemente desnutridos que no se puede hacer nada para salvarlos”, comentó el representante de Unicef en Sudán del Sur, Jonathan Veitch.