Nacional Noticias

UPTA: “El precio de la electricidad de los mercados a futuro no indica mejoría”

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) denunció este jueves que la subida del coste energético es “insostenible” y que supone una “absoluta sangría”.

Según indicó la asociación de autónomos en un comunicado, el precio de la potencia y los peajes no se han visto afectados por el mercado, al ser costes regulados, lo que supone que en la factura final la subida se aplica casi en la totalidad sobre el consumo y no sobre la potencia contratada.

Esto, apunta UPTA, se traduce en la práctica en que en un establecimiento dedicado a la hostelería, una pequeña cafetería, con una potencia contratada de 9,9 kW y con un consumo de 37.000 kW anuales, pagó en el año 2016 unos 4.900 euros, en el 2017, 6.500 euros, y acabará el 2018 con un coste en la factura de 8.450 euros.

En otro ejemplo, una panadería con una potencia contratada de 32 kW y un consumo anual de 12.000 kW, la asociación de autónomos señaló que este negocio pasará de pagar 11.600 euros en 2016 a pagar en el 2018 unos 18.000 euros, siendo el coste en el 2017 de 14.500 euros.

El presidente de UPTA, Eduardo Abad, se mostró pesimista de cara al próximo año, “puesto que el precio de los llamados mercados a futuros, en los que ya ha habido una compra de energía, no indica mejoría sobre la situación actual”. “Lo que están haciendo las grandes compañías es sin duda tratar de repercutir su recorte de beneficios a los consumidores finales, e impiden, además, que la rebaja en el precio de la energía que supondría la producción de las llamadas renovables pueda llevarse a cabo”, apunta UPTA.

En palabras de Abad, los autónomos “tenemos que ser ingeniosos para combatir esta situación y para ello desde nuestra organización pondremos en marcha estrategias que nos permitan contrarrestar de forma drástica esta situación”.

En la misma línea, UPTA denuncia que los autónomos “no pueden destinar un 20% de los costes de explotación de nuestros negocios al pago de energía. Tenemos que, en primer lugar, vigilar que las facturas sean correctas; segundo revisar que nuestro contrato es el adecuado para nuestras necesidades, tanto en consumo, como en precios; tercero, buscar alternativas en el mercado, hay más de 250 comercializadoras dispuestas a presentarnos su mejor oferta”.

Por último, UPTA recordó que ha solicitado una reunión con la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, “con el fin de poder poner encima de la mesa la difícil situación por la que está pasando el colectivo en esta materia, además de dejar completamente zanjada la amenaza que supone el anuncio de la equiparación del combustible diésel a las gasolinas”.